La Rioja

Victoria para seguir arriba

Varea filtra un pase a Romanos, ante la oposición de Marcos. :: f. d.
Varea filtra un pase a Romanos, ante la oposición de Marcos. :: f. d.
  • Sin hacer un gran partido, la SD Logroñés se impuso con claridad al River Ebro, aprovechando su bajón en la segunda mitad

No jugó un buen partido la SD Logroñés en el campo el San Miguel de Rincón de Soto, donde tal vez notaron la baja de última hora de Sergio Domínguez, aquejado de una fuerte gastroenteritis. Sin embargo supieron sobreponerse, tener paciencia y esperar a la segunda mitad en la que los rinconeros sufrieron un bajón en su intensidad y cometieron los suficientes errores como para poner casi en bandeja el triunfo visitante.

Durante los primeros 45 minutos, los de David Pérez plantaron cara a los de Chechu Martínez, y no sólo supieron sujetarles bien e impedirles llegar con peligro al área del meta Eric, sino que, además, se permitieron el lujo de crear más peligro que los de Logroño.

En esa primera mitad las oportunidades de marcar las tuvieron los locales, en tres ocasiones. Rivas gozó de dos y la más clara llegó en un remate de cabeza de Subero, tras el saque de una falta cerca del área, en la que el balón se paseó sin que ningún delantero acertase a tocarlo.

Después del descanso y con los logroñeses con sus líneas más adelantadas y los rinconeros un poco menos intensos, llegaron los goles. En el minuto 55 y en un contragolpe que pilló a la defensa descolocada, Marcos disparó con tino desde el borde del área y abrió el tanteador. Los locales siguieron intentándolo, con más voluntad que acierto pero, en el minuto 69 un despeje defectuoso de Juanma le caía a los pies a Dani Suárez, que en una gran volea colocaba el balón en la red tras pegar en el poste. Diez minutos más tarde y tras un nuevo error defensivo local, el esférico le llegó a Nacho Navajas y el delantero superó a Eric.

Nueva victoria para una SD Logroñés que contará a partir de hoy con un jugador más en su plantilla, ya que Jonathan Tenorio ha fichado por los blanquirrojos procedente de la Oyonesa.