La Rioja

Candelas, autor del gol, cabecea en un partido anterior. :: D. U.
Candelas, autor del gol, cabecea en un partido anterior. :: D. U.

El líder vence pero no convence

  • El Anguiano gana en un duelo equilibrado a un batallador Arnedo gracias a un error defensivo que aprovechó Candelas

Era la primera jugada del partido y Héctor recibió un balón desde el centro del campo que se convirtió también en la primera ocasión del encuentro, y en una de las más clara. Fue el saludo con el que el Arnedo recibió al líder de la categoría y, aunque el colegiado señaló fuera de juego, los locales avisaron de que no le iban a poner las cosas fáciles al Anguiano, que no podía dejar escapar los tres puntos para seguir ocupando el primer puesto de la tabla.

Los serranos hicieron sus deberes y salieron de Sendero con una victoria bajo el brazo, pero sufrieron para conseguirla. Los arnedanos, también con necesidad de puntuar, en este caso para alejarse de la zona baja de la clasificación, le plantaron cara a un equipo que no desplegó un gran fútbol y no generó demasiadas ocasiones de peligro.

La primera parte dejó poco que comentar y aunque el partido pasó por varias fases, en estos primeros 45 minutos no tuvo un dominador claro, con buena parte del juego disputado en el centro del campo. Con un empate en el marcador, más positivo para los blancos que para el cuadro visitante, se llegó al descanso.

Tras el paso por vestuarios, se vio un encuentro diferente, más intenso, debido al planteamiento que cada uno. El Arnedo dio un paso atrás, buscando sorprender a sus rivales con jugadas a la contra, y aunque no fueron muy numerosas, sí llevaron los nervios a las filas del Anguiano. Los serranos aprovecharon esta situación para avanzar y tener más presencia en la meta de Pascual, aunque sin crear peligro.

Sin embargo, de una de estas inocentes jugadas nació el primer y único gol del partido. Una indecisión de la zaga arnedana fue aprovechada por Candelas para empujar el balón al fondo de la red.

A partir de este momento, el partido contó con numerosas interrupciones provocadas por las decisiones arbitrales, muy cuestionadas por los aficionados.

Aunque el choque estuvo abierto prácticamente hasta el final, en los últimos compases el Arnedo fue perdiendo opciones y poco ayudó la lesión de Diego cuando ya se habían efectuado los tres cambios, dejando al equipo con un hombre menos en el campo.