La Rioja

La goleada se hizo esperar

Jugadores del Agoncillo y el Rápid esperan una falta colgada sobre el área visitante en el primer tiempo. :: sergio martínez
Jugadores del Agoncillo y el Rápid esperan una falta colgada sobre el área visitante en el primer tiempo. :: sergio martínez
  • El conjunto avionero suma tres puntos que le alejan de la zona baja después de cinco partidos sin ganar

  • El Agoncillo supera en la recta final del partido a un Rápid combativo

El resultado que ayer reflejó el marcador de San Roque puede llevar a engaño. Un 4-0 ofrece la sensación de que el Agoncillo tuvo un plácido partido, una tarde de trámite ante el Rápid. Sin embargo, a los avioneros les costó abrir el tanteador y durante muchos minutos parecía que el partido estaba encaminado al empate. Finalmente, el Agoncillo rompió con su mala racha y tuvo un relajado final de partido, asegurándose con una goleada unos tres puntos que le alejan de la zona baja después de cinco partidos sin lograr la victoria.

Durante el primer tiempo el partido siguió el guión esperado. El Agoncillo buscaba más presencia en el centro del campo, dominar el balón, pero no conseguía llegar a posiciones de peligro con claridad, frenado un Rápid solidario y luchador que dio guerra hasta que el marcador se abrió en el segundo tiempo. Borja encontró la mejor oportunidad local en un disparo desde fuera del área que repelió el larguero, mientras que el Rápid buscaba su oportunidad en contragolpes, como uno en los últimos minutos del primer tiempo que acabó con un disparo de Ángel algo desviado.

El Rápid, además, sufrió en esa primera mitad las lesiones de Canario y Aguado, que tuvieron que ser sustituidos. Debían resistir los de Murillo un segundo periodo que comenzó con una buena ocasión para adelantarse, en un balón a la espalda de la defensa que ganó Emilio, pero Munguía detuvo su remate, evitando el primer gol visitante. También Edu León tuvo una buena oportunidad justo después para adelantar al Rápid, pero la defensa sacó su disparo cuando estaba a punto de colarse en la portería.

Los visitantes desaprovecharon sus oportunidades, mientras que el Agoncillo, tras estrellar Dani López un tiro en el larguero, empezó a sacarles rédito para iniciar la goleada. Comenzó en el minuto 70, en un centro de Álvaro Iglesias que remató adelantándose Borja, golpeando el balón en el palo y en el portero murillense antes de entrar para abrir el marcador. Los goles se sucedieron casi sin pausa. Chino hizo el segundo con un disparo raso desde la frontal, Manu el tercero de cabeza y Dani López rematando en el área una dejada de Borja. El Agoncillo cerraba su triunfo con contundencia.