La Rioja

Vendaval arlequinado en Isla

Vitorica, autor de dos de los goles del Varea, presiona al local Chocarro. ::
Vitorica, autor de dos de los goles del Varea, presiona al local Chocarro. :: / Sergio Martínez
  • El Varea iguala en la tabla a la SDL al vencer a un Anguiano superado y que sufrió dos expulsiones

Era el partido de la jornada y en cierta manera decepcionó, aunque no dirán esto los aficionados del Varea. Se medían en Isla los dos equipos quizá más en forma de la Tercera riojana en las últimas jornadas, dos conjuntos que habían ofrecido muestras sobradas de su solidez y calidad. Por ello, lo que menos se podía esperar es un resultado como el que finalmente se dio. El Varea goleó demostrando estar un paso por encima de los serranos, incluso cuando el partido estaba en igualdad de condiciones, ya que el Anguiano no aprovechó sus oportunidades y acabó el partido con dos hombres menos por unas justas expulsiones con las que el partido ya se marchó definitivamente.

El Varea saltó al césped de Isla con más carácter y decisión, exigiendo desde el primer minuto a un Anguiano que trataba de encontrar su lugar. Tenían más iniciativa los visitantes en esos compases iniciales, pero fue el Anguiano el que rozó el gol por medio de Candelas, primero en una falta que se estrelló en el larguero y después en un penalti que le detuvo Pinillos. Fueron ocasiones que pudieron cambiar el rumbo del encuentro.

Al contrario que los serranos, el Varea no perdonó y en el minuto 24 Chimbo aprovechó una falta en las inmediaciones de la frontal para mandar el balón por encima de la barrera local y alojarlo en la portería besando el palo. Tomaba ventaja un Varea que seguía mostrándose más serio y superior que su rival.

El paso por vestuarios le vino bien al Anguiano, ya que los primeros minutos de la segunda mitad fueron en los que mejor imagen mostró, al menos con carácter, buscando su juego rápido y vertical en ataque para poner en tensión al Varea. Sin embargo, en cuatro minutos las esperanzas serranas se esfumaron, como un castillo de naipes que se derrumba en un visto y no visto.

Vitorica respondió a la confianza de Blas Terroba con dos goles, el primero, fusilando junto a la frontal, el segundo, recortando para ajustar. Entre ambos tantos, el Anguiano se quedó con nueve jugadores por dos rojas directas, una a Pinillos en un encontronazo con un rival tras el segundo gol y otra a Chocarro por una dura entrada sobre Efrén.

Quedaba casi media hora y el partido estaba más que finiquitado, aunque fue meritoria la actitud del Anguiano, que siguió intentándolo, especialmente con varias ocasiones a balón parado que salvó Pinillos, uno de los grandes artífices del triunfo visitante. Finalmente, Chimbo cerró un triunfo que sirve al Varea para refrendar su gran momento y dar caza a la SD Logroñés.