La Rioja

Los últimos minutos deciden

Rubén Pérez celebra su gol ante la desesperación de Nacho. ::
Rubén Pérez celebra su gol ante la desesperación de Nacho. :: / Antonio Díaz Uriel
  • El Varea se sobrepone a las lesiones y vence a un serio y ordenado Arnedo

El Varea tuvo que esperar hasta los instantes finales para asegurar su victoria sobre el Arnedo. De hecho, el duelo llegó empatado a los últimos diez minutos después de que los arlequinado se adelantaran en el marcador en el primer acto y de que los riojabajeños igualaran la contienda en la segunda mitad.

No empezó nada bien el partido para los pupilos de Blas Terroba. No se habían jugado ni diez minutos y sus dos delanteros, Rubén Pérez y Javi Torres, ya se habían lesionado. El segundo tuvo que ser sustituido al instante y en su lugar entró Vitorica mientras que el primero aguantó aunque dando muestras de que no se encontraba en el mejor estado físico posible. Pese a eso, el ariete consiguió abrir la contienda en el último minuto antes del descanso al recoger en el área pequeña un balón suelto y superar a Pablo.

Ese tanto llegó en prácticamente la única ocasión peligrosa de una primera mitad en la que los locales tenían el control del balón, pero eso no les permitía hacer daño a sus oponentes, que se defendían con mucho orden y sin complicarse.

De hecho, el encuentro siguió por los mismos derroteros a la vuelta de los vestuarios, ya sin Rubén Pérez en el terreno de juego, sustituido por Esaúl. Balón para el Varea y buena defensa de los riojabajeños. Sin embargo, poco a poco los arnedanos fueron creyendo en sus posibilidades al comprobar que el duelo se acercaba a su tramo final abierto y que el Varea no era capaz de sentenciar ni incluso generar oportunidades claras.

En cualquier jugada, los de Mikel Ramos podían pegar un susto, y de los gordos, a los logroñeses. Y así sucedió. Los visitantes pusieron en juego una falta, la defensa arlequinada no fue capaz de despejar con contundencia y Manu Rubio aprovechó la circunstancia para rematar y superar a Pinillos. Minuto 77 y el marcador reflejaba, de nuevo, un empate.

La mejor noticia para los de Terroba era que les quedaba tiempo, no mucho, por delante para volver a ponerse con ventaja. Los locales, como es lógico, se lanzaron al ataque sin contemplaciones y enseguida encontraron el gol. Fue a la salida de un saque de esquina botado por Chimbo en el que Esaúl apareció en el primer palo para hacer el segundo de su equipo.

Ese gol obligó a arriesgar a Ramos en la búsqueda de volver a igualar el encuentro. Entonces sí, el Varea encontró huecos en el entramado defensivo arnedano y pudo sentenciar. Avisó Sancho primero con un disparo que sacó bajo palos Manu Rubio y, acto seguido, en una jugada calcada Esaúl volvió a encontrar al extremo y, en esa ocasión, nadie pudo impedir que el balón acabara en el fondo de la portería rival. Fue el gol que finiquitó el encuentro, aunque los locales todavía tuvieron tiempo para hacer el cuarto gracias a una gran definición de Vitorica.