La Rioja

Choque de trenes en El Soto

Diego despeja el balón tras el lanzamiento de penalti de Txejo. :: donézar
Diego despeja el balón tras el lanzamiento de penalti de Txejo. :: donézar
  • El Haro vence al Casalarreina en un partido con un penalti fallado y otro acertado, una expulsión y mucha intensidad

Si en jornadas anteriores el Haro habría ofrecido un pobre espectáculo futbolístico, hay que reconocer que el partido que disputó ayer ante el Casalarreina en el campo El Soto fue entretenido. No tanto porque se pudiera ver un magnífico juego sino porque el encuentro tuvo de todo, goles al inicio, penaltis fallados y acertados, una expulsión y nervios y tanganas al final. No es que fuera un partido violento ni agresivo, pero se vivió intensamente y las pequeñas dimensiones del campo El Soto propician que haya muchos choques entre los jugadores y que puedan saltar las chispas. Choque de trenes.

El duelo riojalteño arrancó con un temprano gol a favor del Haro. Txutxi disparó dentro del área y el portero local Diego detuvo el balón a bocajarro, aunque nada pudo hacer ante el rechace, que convirtió en tanto Arkaitz. Pasaron apenas doce minutos más para que el Haro marcara su segundo tanto. Aimar, en banda izquierda, centró de forma magistral, con el exterior de la bota, un balón que le llegó a Leo en el segundo palo y el delantero jarrero remató certeramente. Con los dos rápidos goles parecía amenazar una lluvia de goles blanquinegros, pero el Casalarreina supo rehacerse y, por momentos, controló el balón.

El Haro intentó varias jugadas a balón parado pero no acertó a culminar ninguna. El balón, con frecuencia, volaba sin control, acumulando rechaces y despejes sin contemplaciones ni dueño. Los jarreros fallaban en el último pase a pesar de llegar con cierta claridad hasta el área rival. La primera parte finalizó con un claro 2-0, pero fue en la segunda cuando pasó de todo.

En el 47, Pani derribó a Txutxi dentro del área, vio la segunda amonestación que le valió la expulsión y el penalti, lanzado por Txejo, lo detuvo Diego. No obstante, en el 54 Txutxi marcó el tercer tanto visitante rematando un centro largo de Arkaitz. El Casalarreina, de nuevo, sacó fuerzas de flaqueza y pudo maquillar el resultado. Su entrenador, Adrián Pérez, introdujo a Cristian y Pita en el minuto 60, un doble cambio acertado porque el primer jugador marcó el 1-3 con el primer balón que tocó, un disparo desde fuera del área, rechazado por el poste tras un disparo de Baztán. A continuación llegó el cuarto gol del Haro, obra del también recién incorporado Adriano, culminando un contraataque con una bola servida por Leo. El marcador se cerró en el 75 con otro penalti. Aritz derribó a Asier y él mismo anotó el 2-4 definitivo.

En la recta final hubo entradas a destiempo, algunos jugadores se encararon... pero, al acabar, todos se dieron la mano con deportividad.