La Rioja

Acción y reacción en La Salera

Orodea entra en el área presionado por Quique.  :: sergio martínez
Orodea entra en el área presionado por Quique. :: sergio martínez
  • El Náxara acaba superando a un Alfaro que revivió tras el descanso para dar emoción a un nervioso partido

La Salera vivió ayer un partido atípico. Con muchos goles, nervioso y bastante descontrolado, en el que las defensas naufragaron ante los ataques y que tuvo alternativas pese a que al principio el partido parecía tener claro color local. El Alfaro demostró estar a la altura, no dejándose tumbar con facilidad, aunque finalmente el Náxara supo responder a la reacción alfareña para llevarse una victoria que le mantiene en los puestos de privilegio.

A los dos minutos el panorama que presentaba el partido difícilmente hacía prever ese desarrollo. Orodea ganaba un balón en el área, dejaba atrás a la llegada de Lozano y Achi acababa rematando a gol con un disparo a media altura que ponía de cara el partido para el Náxara. Los blanquiazules empezaban a llegar con mucha facilidad, con ocasiones como un remate de Achi que pegó en un defensa y se fue a córner o un disparo seco de Orodea que detuvo Dueñas en dos tiempos. Mientras, el Alfaro intentaba reponerse, hacerse con la posesión para alejar el peligro y empatar, pero apenas generaba peligro.

El segundo gol del Náxara estaba más cerca y acabó llegando a la media hora. Lo fabricó Orodea con una poderosa cabalgada de cuarenta metros hasta encarar a Dueñas, que detuvo su remate forzado, pero el rechace lo encontró Achi para empujar al fondo de las mallas.

Con un Alfaro demasiado débil en el aspecto defensivo y sin fluidez en ataque, el partido parecía casi decidido en favor de los locales, pero tras el descanso el guión giró por completo. Los alfareños parecían otro equipo. Enchufados, intensos, con ideas, sorprendieron a un Náxara demasiado permisivo. Carmelo Sota hizo los dos goles alfareños, el primero tras una brillante asistencia de Javi Rodrigo, recién entrado en el campo, y el segundo rematando en el área pequeñas tras un pequeño barullo.

Habían pasado sólo diez minutos del segundo tiempo y el partido ya era totalmente diferente. Fueron esos los mejores minutos del Alfaro, que trataba de aprovechar el desconcierto de un Náxara que creía tener ya el triunfo en la mano. El paso de los minutos empezaba a obligar a reaccionar a los locales y el técnico najerino tomó la decisión de retirar a Orodea y Achi, los dos jugadores decisivos en el primer tiempo. Cambios arriesgados pero que acabaron siendo acertados, ya que los nuevos en el campo, Jorge García, Miguel y Javi Martínez, fueron fundamentales para dar otro aire al Náxara y acabar sellando el triunfo.

A falta de un cuarto de hora para el final, el Náxara empezó a respirar. Lozano cabeceó en el segundo palo un centro de Miguel para hacer el 3-2, mientras que Javi Martínez, cinco minutos después, hacía el cuarto tras un gran control y una definición no menos meritoria. Ya en el descuento, volvía a marcar Javi Martínez tras una carrera desde el centro del campo. Una sentencia que no fue el último gol, ya que Javi Rodrigo cerraba el marcador anotando el 5-3 para los alfareños en el minuto 92. El Náxara acababa ganando, reaccionando bien, pero deberá seguir reflexionando sobre cómo ser un equipo más sólido y fiable.