La Rioja

El Vianés golpea primero y aguanta el tirón

Álvaro conduce el balón ante la presión de Mendaza. :: díaz uriel
Álvaro conduce el balón ante la presión de Mendaza. :: díaz uriel
  • El encuentro, que deja a los rojillos en la zona media-alta de la tabla, acabó calentándose innecesariamente al final

  • Los navarros se adelantaron con dos goles pero sufrieron en el desesperado arreón final del Calasancio

Las ligas están plagadas de compromisos entre equipos llamados a los mismos objetivos. Ayer, Calasancio y Vianés pugnaban por esos puntos que, a la larga, aportan tranquilidad en la recta final de la campaña. Y los tres cayeron del lado de los navarros porque golpearon primero, mostraron más acierto y puntería y, sobre todo, supieron aguantar el arreón final de los colegiales, que sacaron casta a la desesperadas y estuvieron cerca de lograr el empate.

Pero el triunfo del Vianés fue merecido. Salieron los rojillos más centrados y, en el minuto 4, estuvieron a punto de abrir el marcador gracias a un disparo de Javier, solo en el área, que la rápida intervención del defensa Zárate sobre la línea de gol, impidió que abriese el marcador. Era un aviso. Al Calasancio, en ese primer tramo, le faltó intensidad defensiva y los navarros casi lo aprovechan tras un largo saque de banda que acabó rematando Chasco y que Joserra logró detener.

Los dos avisos fueron suficientes para que los de Logroño se cerrasen más. Comenzaron a presionar más en la línea de creación del Vianés y los navarros se vieron de pronto ahogados. Los balones no llegaban a Yerai y tampoco había peligro por los bandos. Así, el Calasancio se asentó en el campo y se acercó en un par de ocasiones, la más peligrosa un tiro lejando y alto de Pérez en el minuto 21. Fue la última oportunidad del primer período, que acabó diluyéndose entre el calor, impropio de octubre, y las ansias de ambos conjuntos por defender sus porterías.

Tras la reanudación, el Vianés volvió a salir con más ritmo y ganas. En el primer acercamiento de la segunda mitad, llegó el tanto visitante y fue gracias a la velocidad de los navarros. Un ataque del Calasancio murió en las manos del meta David, que sacó rápidamente. Yerai prolongó el balón por la banda izquierda, Javier centró al área y Marcos, sin marca, subió el primer tanto del encuentro. Al Calasancio ya no le bastaba con aguantar y, con un cabezazo desviado de Asier, trató de sacudirse de la presión visitante.

En el intercambio de golpes, llegó el segundo gol de los rojillos, con Yerai rematando una falta botada desde la derecha por Javier. La combinación de ambos volvía a resultar fructífera. Quedaban 17 minutos y los locales se veían noqueados. El partido empezó a calentarse con una ronda de tarjetas amarillas y expulsiones, faltas y juego violento. El colegiado no supo frenar la situación y el ambiente, ya caldeado por el sol, subió de grados. En la vorágine y tras la expulsión del colegial Pérez, justísima tras protestar en un minuto repetidamente la misma acción, el Calasancio sacó petróleo de un claro penalti en el minuto 89. Víctor Nicolás anotó y, a la desesperada, los locales trataron de asediar el marco de David, pero sin llegar a disparar. Al final, el Vianés se llevó unos puntos que le dejan en la zona media-alta de la tabla.