La Rioja

COPA FEDERACIÓN

El Varea se hace con la Copa Federación

La plantilla del Varea celebra su triunfo sobre el Haro y el título cosechado.
La plantilla del Varea celebra su triunfo sobre el Haro y el título cosechado. / sonia tercero
  • Los arlequinados se imponen al Haro con un tanto de Rubén Pérez

Estaba en juego el primer título de la temporada en el balompié riojano. El Haro y el Varea disputaban la final de la fase regional de la Copa Federación y fueron los arlequinados los que levantaron el trofeo de campeones al imponerse a los jarreros gracias a un solitario de Rubén Pérez.

El primer tiempo fue para los de Blas Terroba. Mejor situado sobre el terreno de juego, el Varea creaba superioridad en el centro del campo, donde el jarrero Camino se encontraba demasiado solo para tapar todas las vías de ataque rival. Además, los logroñeses se imponían en prácticamente todos los balones aéreos y, con su presión, impedían que los de Tato pudieran sacar con limpieza el balón jugado desde atrás.

Así se fraguó el gol que, a la postre, iba a suponer el título para el Varea. Buena presión arlequinada y el Haro regala el balón a sus oponentes. Rubén Pérez se planta delante de Jorge Mediavilla, lo regatea y hace subir el 0-1 al marcador. La primera, dentro.

El Haro no se encontraba cómodo en el partido y perdía demasiados balones en zonas peligrosas. El Varea gozaba de acercamientos, pero sin llegar a hacer trabajar a Mediavilla y sólo en los minutos previos al descanso los jarreros disfrutaron de un par de llegadas para haber marcado. En dos faltas idénticas, Rojas puso el balón en una de ellas en la cabeza de Mikel, pero el remate del central se marchó alto. En la otra, el centrocampista buscó el disparo a puerta y Pinillos sacó una buena mano para evitar el tanto del empate.

En la segunda mitad, las tornas cambiaron y el Haro fue mejor. Ya el Varea no dominaba y los jugadores riojalteños encontraban posiciones de ataque con más frecuencia. Leo entró más en juego y puso en aprietos a la retaguardia logroñesa en varias ocasiones. En una, de hecho, marcó pero el árbitro le anuló el gol por falta previa.

En ese segundo acto, al partido le faltó continuidad y el Varea tuvo que lamentar dos lesiones. Primero, Rubén Pérez debió ser sustituido con el tobillo maltrecho y después fue Pini el que abandonó el campo por problemas musculares. Esa lesión llegó cuando los arlequinados ya habían realizado los tres cambios, por lo que tuvieron que jugar los últimos minutos con diez. En ese tiempo, el Haro disfrutó de buenas ocasiones y, en la más clara, Pinillos taponó el disparo de Leo. Los jarreros no aprovecharon sus opciones y el Varea se quedó el trofeo.