La Rioja

El Náxara mantiene el pleno

Javito y Merino pelean por un balón junto a la línea de banda. :: sergio martínez
Javito y Merino pelean por un balón junto a la línea de banda. :: sergio martínez
  • El equipo blanquiazul golea a un Calasancio que aguantó con mérito cuarenta minutos

Pese a que las últimas victorias habían sido bastante apuradas, el Náxara sigue luciendo buena forma y aguantando su impecable inicio de temporada una semana más. Los blanquiazules sumaron su sexto triunfo en la tarde de ayer con una goleada con dos partes muy diferenciadas, una primera, que duró cuarenta minutos, en la que el Calasancio resistió con un soberbio trabajo defensivo, mientras que la segunda, una vez abierto el marcador, sólo tuvo color local.

Antes de que llegasen los goles, el Calasancio sorprendió con una actitud que no siempre se ve en Tercera. La intensidad estaba varios niveles por encima de la habitual, y aunque el desgaste físico estaba siendo enorme, el equipo colegial estuvo a punto de cumplir su objetivo de llegar al descanso sin encajar. Héctor Ruiz, su técnico, se dejaba la voz en corregir, pedir, animar y acompañar a los suyos. La presión visitante era agobiante y obligaba al Náxara a tocar con velocidad, tratando de mover a su rival sin embarullarse demasiado. Orodea y De Val tuvieron oportunidades en un par de remates de cabeza que se fueron rozando el larguero, pero hubo que esperar hasta la recta final del primer tiempo para que el Náxara lograse romper el esquema visitante.

Quirino se incorporó en diagonal desde la banda derecha para rematar en el segundo palo un centro de Lozano, que ayer no marcó pero dio dos asistencias providenciales. Justo después, De Val marcaba el segundo para los najerinos con un disparo raso tras una dejada precedida de un sutil control orientado de Lozano. En un visto y no visto, los blanquiazules habían derribado los cimientos sobre los que se sostenían las esperanzas del Calasancio.

El segundo tiempo, además, arrancó con el tercer gol local, con un fantástico pase entre los centrales de Miguel que Orodea aprovechó en carrera para recortar con algo de fortuna a Iván y marcar a puerta vacía. Después de un primer tramo de partido tan intenso y atractivo, el choque, ya decidido, se encaminaba a minutos de trámite.

Bajó el ritmo por parte de ambos equipos, aunque el Náxara seguía dominando con claridad, rozando el cuarto gol en varias oportunidades, como en una cabalgada de Rojo, que definió demasiado cruzado, y en un remate de Orodea tras una gran jugada que también se marchó fuera. Llegó en la recta final, en el minuto 79, con una preciosa finalización de Jorge García picando, con poco ángulo, por encima de Iván. Ya hacía varios minutos que la sexta victoria del Náxara estaba decidida, manteniendo de tú a tú el pulso con la SD Logroñés.