La Rioja

Accidentada victoria del Haro

El blanquirrojo Mikel y el jarrero Arkaitz pugnan por un balón durante el partido disputado ayer en el campo Mundial 82. :: MIGUEL HERREROS
El blanquirrojo Mikel y el jarrero Arkaitz pugnan por un balón durante el partido disputado ayer en el campo Mundial 82. :: MIGUEL HERREROS
  • Los blanquinegros sufren dos lesiones y una expulsión para vencer a la UDL Promesas en el campo Mundial 82 de Logroño

LOGROÑO. Pocas victorias tan sufridas y accidentadas como la de ayer del Haro sobre la UDL Promesas, lograda al final por una fina ventaja pero saldada con dos lesionados y un expulsado en las filas blanquinegras. El partido fue, en general, aburrido, aunque con mayor dominio del Haro, lo que le hizo merecerse la victoria durante buena parte del encuentro, aunque al final la UDL Promesas reaccionó en busca del empate cuando tenía todo perdido y, quizá, mereció más recompensa.

El Haro consiguió adelantarse pronto en el marcador. En el minuto 10, Leo remató perfectamente de cabeza un balón centrado por Josebita desde la banda izquierda. El gol dio alas a los riojalteños, que ejercieron un dominio limpio y sobre unos jóvenes blanquirrojos durante toda la primera parte. Apenas se jugó fuera del campo de los logroñeses, aunque las ocasiones no fueron ni numerosas ni especialmente peligrosas. Sólo Rojas, en el 30, disparó desde la frontal del área y estrelló el balón en el larguero.

En la segunda parte el juego empezó a sumergirse en una dinámica de incapacidad por parte de los dos equipos. Los locales no lograban controlar el balón para armar un ataque y los visitantes no conseguían culminar las oportunidades de peligro. Además, el planteamiento inicial del entrenador blanquinegro, Rubén López, se vio trastocado, primero, por la lesión de López en la primera parte, a quien le sustituyó Aimar, y después, por la baja de Leo, a quien suplantó Joseba en la segunda. Precisamente fue Aimar quien generó más peligro para el Haro gracias a sus internadas por banda derecha, pero los delanteros no alcanzaron a poder rematar sus centros.

Javier Pineda, entrenador de la UDL B, realizó dos cambios en el minuto 57, dando entrada a Eloy y Ángel y cambiando su centro del campo para intentar dotar a su equipo de un aire nuevo. Y lo consiguió, aunque el nuevo motor tardó en arrancar. Para entonces Camino ya había anotado el segundo gol del Haro. Fue en el 71, después de recortar sobre la frontal, adentrarse en el área y cruzar el balón ante la salida del portero Osés. Poco después recortaron distancias los locales. Fue a balón parado, en una falta escorada en banda derecha. Centró Kike y remató certero Zubiri en el primer palo ante la pasividad jarrera.

Entonces los de Logroño desplegaron su mejor juego y se acercaron al área del Haro, sobre todo, por banda derecha. En el 87, Aimar cayó en el área derribado por Bobadilla, un penalti que no fue pitado, tan evidente como el empujón posterior del blanquinegro sobre el rojiblanco y que sí vio el juez de línea Pelegrín. Este advirtió al árbitro y Aimar fue expulsado con roja directa.