La Rioja

Kike y Nacho Elías pelean por un balón en el área. :: sergio martínez
Kike y Nacho Elías pelean por un balón en el área. :: sergio martínez

El Anguiano da la vuelta a balón parado

  • Los serranos acosaron y superaron a la UDL B en el segundo tiempo

Lo intentó de todas las maneras el Anguiano en la tarde de ayer y fue el balón parado, con diferencia, la más efectiva. Los serranos lograron un importante y merecido triunfo en un partido en el que se mostraron ambiciosos cuando las cosas iban mal dadas, remontando con carácter y buen juego en el segundo tiempo. La UD Logroñés B, bien plantada y que se había puesto por delante a la media hora de choque, acabó el duelo rindiéndose a la evidencia.

Las dos partes del encuentro fueron bastante diferenciadas. La primera empezó con los intentos del Anguiano por hacerse con el mando del partido, pero la UDL B pronto le mostró que le sería complicado lograrlo, con una intensa presión que obligaba a los serranos a jugar demasiado directo. Mientras, el equipo blanquirrojo también proponía en ataque, con un tiro desviado de Guillermo y un centro cerrado de Kike que sacó Kevin como las mejores acciones en la primera media hora de partido.

Ambos equipos mostraron propuestas tácticas diferentes a lo que suele ser habitual en Tercera. El filial blanquirrojo, con tres defensas y dos carrileros de largo recorrido, mientras que el Anguiano, pese a jugar con cuatro defensas, incorporaba a la medular a Iván Agustín en las acciones de ataque, alternando posiciones y tratando de sacar el balón siempre jugado desde atrás. Precisamente, en una de esas acciones, Gerardo perdió el balón ante la presión de Jon Losa y Marcos André lo aprovechó para abrir el marcador cruzando por bajo.

En el segundo tiempo el partido fue otro. El Anguiano volvió al césped un par de puntos por encima en cuanto a ritmo e intensidad, agobiando a una UDL B destinada a sufrir. Los visitantes lo intentaban a la contra, pero empezaron a sucederse las ocasiones de peligro locales, como un par jugadas en las que reclamaron penalti, y finalmente llegó el empate en un precioso libre directo de Sotés que entró cerca del poste.

Aún quedaba media hora y el Anguiano seguía empeñado en llevarse el triunfo. Costó, pero después de numerosos acercamientos, en el minuto 83 Nacho Elías cabeceó a gol una falta con demasiada facilidad, en uno de los pocos errores defensivos visitantes. Gerardo, con otra bonita falta, selló al borde del noventa el triunfo de los serranos.