La Rioja

Álex Satrústegui fue el autor del gol de la victoria rojilla en Sendero. :: Sergio Martínez
Álex Satrústegui fue el autor del gol de la victoria rojilla en Sendero. :: Sergio Martínez

Álex salva al Calahorra en Arnedo

  • Los rojillos vencen por la mínima y en el tiempo añadido a un rocoso adversario

El Calahorra se impuso al Arnedo en el derbi riojabajeño de la jornada. Lo hizo en el descuento, con un gol de cabeza de Álex, que empañó el gran trabajo realizado por los locales durante los noventa minutos, que supieron leer y contener el juego calagurritano, contando incluso con alguna ocasión de gol.

Con el homenaje que el Arnedo brindó al exjugador blanco Conrado Royo por la celebración del 25 aniversario de su gol al Valencia en Mestalla durante un partido de Copa del Rey, dio comienzo en Sendero el partido entre el Arnedo y el Calahorra. Un encuentro matinal que, a pesar del cambio de hora, registró una buena entrada y no defraudó en sus primeros 45 minutos. El Calahorra desplegó un exquisito fútbol, ante un Arnedo que bien posicionado y organizado, además de muy respetuoso con sus rivales, supo contrarrestar las grandes dosis de calidad calagurritana.

Aunque el fútbol de la primera mitad fue de los rojillos, que también protagonizaron la primera ocasión en las botas de Israel Losa, muy bien interceptada por Pascual, los locales fueron ganado confianza, traduciéndose en una mayor presencia en el área de los visitantes, con varias ocasiones de peligro. La más clara la tuvo Héctor en el minuto 22 que, sólo ante Txerra, realizó un remate defectuoso que murió en las manos del guardameta del Calahorra. Los locales sujetaron el encuentro a los pupilos de Arévalo, que con el transcurso de los minutos fueron cediendo la posesión del balón. Si bien esta primera parte no contó con demasiadas ocasiones de gol, los espectadores sí que pudieron disfrutar de una mitad disputada y entretenida.

Tras el paso por vestuarios, el partido no sufrió demasiadas variaciones en lo que a esquema de juego se refiere. El Calahorra fue superior a su rival, pero no lo suficiente como para establecer una diferencia en el marcador. Los blancos saltaron al terreno de juego muy concentrados, y de la misma manera que en la primer parte, con un gran trabajo de grupo, consiguieron contener el ataque rojillo, respondiendo incluso con alguna contra que llevaba los nervios a la parroquia calagurritana. Y cuando el Calahorra lograba encontrar algún hueco, aparecía Pascual para mantener la meta a cero, como la gran intervención que realizó en el mano a mano ante Barazo.

Pero según avanzaba el encuentro, la presión se instalaba en las filas del Calahorra, que no encontraba cómo sorprender al cuadro local. Cuando todo apuntaba a un empate final, Álex supo aprovechar un balón colgado al área para rematar de cabeza y mandar el esférico al fondo de la red, tras el único fallo de la zaga arnedana. Un gol en el añadido que dejó muy fríos a los jugadores arnedanos, ya que echó por tierra el buen trabajo de los locales, y le dio la victoria a un Calahorra que no puede perdonar demasiado si quiere aspirar a los puestos altos de la tabla.