La Rioja

Toledo tenía la llave del cerrojo

Álex Satrústegui supera la salida del meta visitante Iván, en una gran ocasión del primer tiempo que no pudo materializar el rojillo. :: f. d.
Álex Satrústegui supera la salida del meta visitante Iván, en una gran ocasión del primer tiempo que no pudo materializar el rojillo. :: f. d.
  • Al Calahorra le costó mucho superar la férrea defensa del Calasancio, que se mantuvo firme hasta el minuto 55

No lo tuvo fácil el Calahorra ayer en La Planilla ante un Calasancio que planteó un partido de esos de autobús en el borde del área. Desde el primer momento, con siete defensas y un solo delantero, los hombres de Héctor Ruiz dejaron claro que habían llegado a no perder. Otra cosa muy diferente era lo de intentar ganar.

Los rojillos, con varios cambios con respecto a la última alineación de Copa, salieron a hacer su partido de control en el centro del campo para abrir el juego a las bandas y por ahí intentar el asalto a la portería rival. Sin embargo, el cerrojazo rival les impedía maniobrar como ellos querían. Por si fuera poco, al poco de comenzar, Del Puente sufrió un pinchazo muscular y ya no levantó cabeza hasta el cambio por Mario León.

Sea como fuere, a lo largo de la primera mitad no hubo manera de abrir el marcador, aunque hubo algunas ocasiones, como la de Satrústegui que supero a Iván en su salida pero, se escoró demasiado y su remate se fue fuera. También Rubio y Herce lo intentaron sin éxito.

La segunda parte fue otra cosa. Los de Arévalo salieron a por todas y en el minuto 55, después de un balón al larguero de Nacho en una falta, Toledo se internó en el área y el guardameta le derribó, en una acción un tanto inocente. El propio Toledo ejecutó a la perfección la pena máxima. Se abría la lata y tres minutos más tarde, Joseba Alcuaz, que acababa de entrar por Nacho, aprovechaba un buen centro de Cristian para hacer el segundo.

Poco después, un centro de Toledo era rematado de cabeza por Joseba al larguero, en un remate tremendo. Fueron unos minutos de acoso a la portería colegial y en los que pudieron caer algunos goles más. El último llegó en el minuto 84, en una gran jugada de Toledo que centró para que Satrústegui marcase.