La Rioja

El Haro remonta y golea al Rapid

El blanquinegro Mikel gana la posición al capitán murillense Viana y remata un balón centrado por Aimar desde el córner para marcar.
El blanquinegro Mikel gana la posición al capitán murillense Viana y remata un balón centrado por Aimar desde el córner para marcar. / DONÉZAR
  • El delantero Santos adelantó a los de Murillo en el minuto 13

El Haro presentó ayer un equipo con importantes bajas, sobre todo en defensa, como las de Arpón y Txejo. Y el equipo pareció notarlas cuando en los primeros minutos, como el pasado miércoles ante el Náxara, se mostró inseguro en la zaga. El delantero del Rapid Santos avisó una vez, gozando de un buen balón que despejó la defensa local antes de que pudiera rematar a puerta a los doce minutos. Sin embargo, segundos después Santos disfrutó de otro balón que, esta vez solo frente al portero, aprovechó para poner en evidencia a la defensa del Haro y batir por bajo a un adelantado Pérez en el mano a mano.

El 0-1 del Rapid ante el Haro fue una sorpresa pero la recompensa del gol fue, primero, justa para el equipo visitante, que se mostró aguerrido, pero también un acicate para el Haro, que acabó imponiendo la lógica. A los quince minutos los blanquinegros ya habían empatado el encuentro gracias a un balón suelto, rechazado por el portero murillense Joel tras un remate de Leo, y que aprovechó Arkaitz. A partir de entonces el dominio fue absoluto del Haro y el Rapid apenas pudo hacer otra cosa que defenderse. Aimar, en el 32, disparó a puerta desde la frontal del área y obligó a Joel a realizar una sobresaliente estirada con la que despejó el balón a córner. Y ese córner, centrado por el propio Aimar, se convirtió en el 2-1 gracias a un remate de cabeza de Mikel.

La segunda parte arrancó con un gol magistral de Aimar. Fue en el 49, de nuevo desde la frontal del área, pero con la pierna derecha de un zurdo. Precioso. La grada, distraía cantando el 'Cumpleaños feliz' al popular aficionado Arturo, aplaudió merecidamente el tanto. Después Pirri remató de tijera un rechace. Y Joel salvó otra ocasión en el 55 a remate de Leo, que no perdonó un minuto después, superando, entonces sí, al guardameta visitante y aprovechando un centro de Adriano. El quinto tanto llegó en el 83, después de que Santos estrellara un balón en el palo. Josebita centró desde la banda izquierda y López remató en el segundo palo.