La Rioja

Empacho del Calahorra en La Ribera

Fernando Rubio, autor del primer gol, corre perseguido por Alexandru. :: sergio martínez
Fernando Rubio, autor del primer gol, corre perseguido por Alexandru. :: sergio martínez
  • El conjunto riojabajeño supera en un partido muy cómodo al Villegas

Muy mala suerte deparó al Villegas el calendario liguero. Empezar ante tres de los favoritos podía suponer lo que ha acabado por ocurrir: tres goleadas y colista. Aunque quizá no le haya venido mal quitarse a estos rivales cuando aún el equipo evidencia demasiadas carencias. Tiempo habrá de mejorar, pero el partido de ayer no fue para los logroñeses el momento de mostrarlo. El Calahorra, que llegaba pletórico después de eliminar en la Copa del Rey a la UD Logroñés, no tuvo que exprimirse para golear en La Ribera en un partido que empezó a decantarse demasiado pronto.

La emoción pasaba por que el Villegas aguantase los minutos hasta poner nervioso a su rival, pero no tuvo tiempo ni de plantarle cara. Sin mostrarse siquiera demasiado fluido ni intimidante en su juego el Calahorra acabó encontrando el primer gol cuando aún no se había cumplido el cuarto de hora. Cristian puso un buen centro desde la izquierda al corazón del área que cabeceó Fernando Rubio demasiado sólo. Tras pegar en el larguero el balón entró. Por si no fuera poco, cinco minutos después, Mario León aprovechaba un pase largo que no lograba despejar Guerrero para ceder a la llegada de Alex Satrústegui, que puso el primer gol en su cuenta.

El partido quedaba sentenciado cuando antes del descanso, Israel Losa empujó a gol un rechace tras un tiro de Mario León. El segundo tiempo, un puro trámite. La goleada podía ser escandalosa, ya que Mario León y Satrústegui llevaron el marcador al 0-5 con más de media hora de partido por delante, pero el Calahorra, con los tres puntos en la mano, bajó el ritmo. Carlos Iván puso el único gol del Villegas al aprovechar un balón largo, pero el que cerrró el partido y su triplete fue Alex Satrústegui en el minuto 86. El Calahorra había cumplido.