La Rioja

El Alfaro se muestra dominador ante un Tedeón defensivo

  • La posesión fue prácticamente blanca durante toda la primera parte, mientras los de Navarrete esperaban en su campo

Con 35 grados, un sol implacable y ni una brizna de aire, no era la tarde de ayer el mejor panorama para salir a La Molineta a jugar al fútbol y divertirse. Pero ante el intenso horno vespertino, el Alfaro saltó al campo con ganas de seguir creciendo y convenciendo a su afición. Y lo hizo con un partido en el que se mostró dominador y tocó con gusto ante un Tedeón defensivo en la primera parte y algo estirado en el ecuador de la segunda.

La posesión fue prácticamente blanca durante toda la primera parte, mientras los de Navarrete esperaban en su campo. Eso llevó al Alfaro a tocar y estirarse. En el minuto 9, Rubén Royo daba un pase largo a Sota, que encaraba y le tapaban el sitio Sergio y un central. En el 17, Arturo buscaba el palo con un disparo lejano. El dominio local se traducía en tranquilidad y llegadas que buscaban el gol. En el 25, Sota se metía en el área pequeña, superaba el fallo del portero, intentaba llevarse el balón sobre la línea y Pablo y el poste le frenaron el gol.

Esa búsqueda tuvo resultado en el 30, cuando Sota regateó en un defensor, apoyó su entrada al área en una pared con Arturo, la recogió entre líneas y goleó ante Sergio. Con la tranquilidad del gol, el Alfaro siguió buscando puerta como un disparo de Pirri, se gustó en el toque en corto y veía el espacio.

La segunda parte mantuvo el relato, pero los blanquillos buscando la sentencia. Tras dos ocasiones de Sota y Rubén Royo, el Tedeón se estiró. Urquía finalizaba de disparo alto una contra en el 15 y Cristian tapaba la entrada de Yaray en el 21 en las dos primeras ocasiones visitantes. Muy despierto, Rubén Royo recogió un fallo defensivo en el 26 y marcó raso ante Sergio. En el 32, Pirri metía un gran pase a la espalda del central que controló Arturo para poner el tercero ajustado al palo. En la recta final, hasta Cristian con dos intervenciones ante Jorge dejó buena sensación en la afición local.