El CSD suspende a Ángel María Villar durante un año como presidente de la FEF

 El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Ramón Lete (c) durante la reunión de la comisión directiva del CSD de ayer. :: p. gandul / EFE
El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Ramón Lete (c) durante la reunión de la comisión directiva del CSD de ayer. :: p. gandul / EFE

Juan Padrón también es suspendido por doce meses; Lete anuncia que el organismo que preside se personará en la causa abierta por corrupción El Consejo pedirá a la Federación que se nombre una comisión gestora

AMADOR GÓMEZ

MADRID. En prisión desde el pasado día 20 y en el cargo de presidente desde hace 29 años, Ángel María Villar ya no puede ejercer como máximo dirigente de la Federación Española de Fútbol (FEF). El día después de que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) le abriese expediente disciplinario como paso previo obligado a una futura inhabilitación definitiva, la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes (CSD) decidió suspender de su cargo a Villar, «motivadamente y de forma cautelar y provisional, por un periodo revisable de un año». También suspendió durante el mismo periodo de tiempo al vicepresidente económico de la FEF encarcelado en Soto del Real, Juan Padrón, a quien, al igual que a Villar, se le imputan los delitos de corrupción entre particulares, apropiación indebida, administración desleal, falsedad documental y alzamiento de bienes.

«Dicha suspensión puede ser reconsiderada en función de cómo se vayan produciendo los acontecimientos», anunció el presidente del CSD, José Ramón Lete, en alusión al castigo impuso a Villar y Padrón. Es decir, en función de la investigación judicial que lleva a cabo el magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

Como era previsible, la Comisión Directiva del CSD, presidida por José Ramón Lete, aprobó ayer «por unanimidad», la suspensión cautelar de Villar, para acabar con el eterno mandato del dirigente vasco al frente del FEF. La inhabilitación de Villar sólo podrá ser ordenada por el TAD y, probablemente no podría decretarse hasta que el hasta este martes presidente de la FEF fuese juzgado y condenado por el escándalo de corrupción que le ha llevado a prisión. En cualquier caso, Villar ya no puede mandar, al menos durante un año, en el organismo federativo que ha manejado a su antojo durante casi tres decenios y con «presuntas irregularidades», como las calificó tras la reunión de la Directiva José Ramón Lete, que se limitó a leer el comunicado con las decisiones aprobadas y no admitió ningún tipo de presunta.

Tampoco habló en la sede del CSD tras una reunión de menos de dos horas el presidente de LaLiga, Javier Tebas, enemigo declarado de Villar y miembro de la Comisión Directiva de la que también forma parte su homólogo en la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Rubiales, en este caso defensor del dirigente bilbaíno. «Sí, sí, la suspensión cautelar se ha adoptado por unanimidad», respondió Lete cuando ya abandonaba la sala en la que hizo público el esperado acuerdo y se le reclamó a gritos por parte de los periodistas, sin éxito, si podía aceptar preguntas u ofrecer alguna otra explicación.

La Comisión Directiva del CSD también decidió que el organismo gubernamental se persone como acusación particular en la causa abierta contra Villar en la Audiencia Nacional, en la denominada 'operación Soule', «en el momento procesal oportuno, siguiendo los criterios de la Abogacía del Estado». «En el caso de Padrón hemos decidido solicitar a la FEF la información que certifique si pertenece a algún órgano de gobierno y control, de forma que su suspensión quedará supeditada a esta certificación», añadió Lete durante su breve comparecencia.

El CSD también reclamará a la FEF, cuya asamblea general se celebrará hoy, «a que active los mecanismos de sustitución establecidos en sus Estatutos», con el fin de que el organismo federativo nombre una comisión gestora provisional que sería la encargada de convocar elecciones a la presidencia. En caso de que la FEF no atendiese la exigencia y mantuviese la situación de desgobierno en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, sin nombrar un sustituto o sustitutos de Villar, el CSD también podría pasar a tutelar la FEF nombrando una gestora.

Más

Fotos

Vídeos