La polémica de la camiseta hastía a los jugadores

Piqué encabeza a los jugadores de la selección durante el entrenamiento. :: efe/
Piqué encabeza a los jugadores de la selección durante el entrenamiento. :: efe

Iniesta muestra su malestar mientras Adidas asegura que no habrá marcha atrás con el modelo

RODRIGO ERRASTI MADRID.

No había un aficionado al fútbol que al pasar por la tienda de Adidas en la Gran Vía no se acercase a ver la nueva camiseta de España al escaparate de cerca, para comprobar que los diamantes del costado eran azules. El asunto, magnificado porque muchos políticos han intentado tener su cuota de protagonismo gracias a la elástica, se ha ido de las manos a juicio de los futbolistas y el cuerpo técnico. Andrés Iniesta, antes de partir desde Barcelona en dirección a la concentración en Las Rozas, resumió el sentir del grupo con una frase cuando varios periodistas estaban esperando a los internacionales españoles del Barcelona en el aeropuerto del Prat. «Cuánto os gusta la polémica», ironizó cuando le preguntaron si él veía azul o morada esa parte de la camiseta, con la que participará en el Mundial de Rusia de 2018 y estrenará el próximo sábado en un amistoso ante Costa Rica en Málaga. «¿Se está haciendo demasiada polémica?», le insistieron los reporteros al saber su respuesta. «Como siempre, demasiada», dijo con resignación el manchego, que tiene la sensación de que siempre sucede lo mismo cada vez que juega España, ahora invicta en la era Lopetegui y que pocas veces acapara comentarios deportivos positivos.

Por su parte, Alberto Moreno, una de las novedades de esta lista pero que ya debutó en 2014 durante el mandato de Vicente del Bosque. «Es una maravilla ponérsela y que sea más bonita es un poco absurdo. Yo me la quiero poner siempre, a mí me encanta», dijo el lateral del Liverpool sobre el nuevo modelo, que recuerda al usado en el Mundial de 1994, en el que estaba el actual seleccionador entre los convocados en en una selección eliminada por Italia en cuartos de final.

Uno de los que jugó aquel encuentro fue Jorge Otero, ex del Celta y Atlético entre otros, que ve la actual elástica nacional «muy similar a la que utilizamos en Estados Unidos. A los que tuvimos el privilegio de vestir esa camiseta, nos trae muy buenos recuerdos», afirmó en Radio Marca. Adidas ya ha dejado claro que no habrá marcha atrás con el nuevo modelo, que fue aprobado por la Federación Española de Fútbol vigente hace un año, cuando Ángel María Villar y María José Claramunt eran los principales responsables. Algunos de los futbolistas que también son vestidos de manera individual por la empresa de las tres rayas ya han realizado distintos actos publicitarios para promocionar la nueva equipación, ya que no se contempla una marcha atrás.

En cambio, Juan Luis Larrea, actual presidente de la FEF, no se mostró tan tajante como la empresa alemana, que ya dejó claro el lunes que la polémica no impedirá que mantenga el plan previsto. «La firma nos presenta un modelo ya terminado y diseñado. Solicitamos la muestra y la hemos tenido en las manos y nosotros no le hemos puesto ninguna pega. No se ha tratado a nivel de junta directiva. La vimos en 'petit comite'. Cuatro o cinco personas en la casa y vimos que era azul. Aún no hemos visto cómo queda desde el segundo anfiteatro... Sería una locura echarse para atrás. El término inamovible no me atrevo a decirlo, la firma tendrá todo hecho para salir a comercializar la camiseta», dijo el que entonces era tesorero en la FEF y que explicó que la elástica llegó a ser mojada para ver si cambiaba «drásticamente» de color.

Hoy no habrá un acto de presentación como tal, pero los jugadores ya se entrenarán con ella y posarán ante los medios. «No tenemos ningún ánimo de polémica», dice el presidente actual, que deja caer que no ha gustado en el Gobierno que líderes de izquierda y republicanos se hayan 'apropiado del modelo. «Si no, seguimos con la vieja... lo que queremos es ganar el Mundial», zanja el directivo. En los amistosos de marzo, uno de ellos será ante Alemania en Dusseldorf, se estrenará la segunda, que será de azul claro para cumplir con la normativa de la FIFA.

Fotos

Vídeos