Israel, en plena tormenta por su pobre desempeño

España cierra su fase de clasificación para el Mundial de Rusia en Jerusalén, donde nunca antes jugó y ante un rival que vive horas complicadas. Ha completado su peor clasificación en 23 años y todo apunta a que le costará el puesto al seleccionador Elisha Levy, que tuvo un enfrentamiento con Eran Zahavi en el duelo ante Macedonia, ya que lanzó el brazalete de capitán al suelo. Zahavi está apartado, como Shir Tzedek, aunque en su caso es por no superar un control antidopaje. La situación es tal que es posible que muchos de los aficionados que haya en el estadio del Beitar (club ultranacionalista) animen a España, la Liga que más siguen de Europa, como medida de protesta por el mal juego y el hecho de que haya árabes en el equipo.

Fotos

Vídeos