MUNDIAL SUB'17

Inglaterra impone en la final su físico al corazón de España

Los jugadores de la Selección Española sub'17, antes del inicio de la gran final del Mundial que empezaron ganando (0-2) pero finalizaron perdiendo (5-2). :: reuters
/
Los jugadores de la Selección Española sub'17, antes del inicio de la gran final del Mundial que empezaron ganando (0-2) pero finalizaron perdiendo (5-2). :: reuters

EFE NUEVA DELHI.

Inglaterra se convirtió ayer por primera vez en campeona del Mundo Sub'17 al derrotar a España por 5-2 gracias a su superioridad física y su no poco talento en un partido que los españoles iniciaron ganando 0-2, pero en el que su orden y corazón no fueron suficientes para contener al rival.

0

0

Sería España la que abriera el marcador tras una jugada Abel Ruiz terminó con centro al área, Panzo, en su intento de quitarle la pelota a Gelabert, le dejó el balón a Sergio Gómez, que marcó. El segundo tanto llegaría a los 31 minutos, obra de nuevo de Sergio Gómez.

España
Fernández; Morey, Guillamón, Chust, Miranda; Blanco (Beitía, 81), Torres, Moukhliss (Díaz 85), Gómez, Gelabert (Lara, 72); Abel Ruiz.
Inglaterra
Anderson; Sessegnon, Latibeaudiere, Guehi, Panzo; Hudson, McEachran (Gallagher, 87), Foden, Oakley (Gomes, 91), Gibbs (Kirby m.81); Brewster.
Goles
1-0: m.10, Gómez. 2-0: m.31, Gómez. 2-1: m.44, Brewster; 2-2: m.58, Gibbs; 2-3: m.69, Foden; 2-4: m.84, Guehi; 2-5: m.88, Foden.
Árbitro
Enrique Cáceres, de Paraguay.

Inglaterra se tambaleó por momentos, pero volvió en sí y se lanzó de manera frenética sobre el arco de Álvaro Fernández. Rondó el gol hasta que acertó a los 44 minutos, en un cabezazo de Brewster.

Gibbs White cambió el rumbo del partido al empatarlo en los primeros minutos de la segunda mitad. Santi Denia no encontraba soluciones para evitar que los ingleses volaran y a los 69 minutos, Hudson Odoy le robó la pelota a Morey, que le dio en bandeja a Foden el tercer gol. Sin argumentos físicos, España se encomendó a la pelota a balón parado. Chust cabeceó y Sessegnon salvó sobre la línea.

España le echó todo lo que le quedaba, corazón, fútbol y frustración, pero la suerte estaba echada. Marc Guehi aprovechó un balón suelto dentro del área española y anotó el cuarto. Con el partido casi acabado y España volcada, un contragolpe acabó en los pies de Foden para que el, tal vez jugador más brillante del torneo, cerrara el marcador y el Mundial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos