El fortín da esperanzas para Rusia

El seleccionador nacional, Julen Lopetegui (c), y el preparador físico de la selección, Óscar Caro, se dirigen a los internacionales. :: V. L. / EFE

La selección española no ha perdido ningún partido de clasificación mundialista en casa y está invicta como visitante desde 1993

RODRIGO ERRASTI

Las Rozas. «Las estadísticas no juegan, son números», suele decir Julen Lopetegui cuando se le habla de buenos registros en su etapa como seleccionador (sin derrotas y 21 goles a favor por tres en contra en duelos oficiales). Si apenas le da valor cuando es algo en lo que ha tenido influencia, menos cuando son datos históricos. Los precedentes hacen pensar a los apostantes que la selección está mejor encaminada que Italia para conseguir la clasificación para el Mundial. España no ha perdido ningún partido de fase de clasificación en casa en toda su historia. Su potencial como local está fuera de toda duda, ya que sólo suma seis derrotas en partidos oficiales en suelo español. La última vez que fue derrotada en España fue en junio de 2003, cuando Grecia venció 0-1 en Zaragoza camino de la Eurocopa de Portugal, ganada por la selección helena.

De hecho, 'La Roja' no ha perdido en un partido de clasificación para un Mundial desde 1993 (1-0 en Dinamarca valedero para Estados Unidos-94 con Lopetegui de portero suplente). Han pasado desde entonces 23 años, en los que Italia también ha rendido a gran nivel. De hecho, fue subcampeona del mundo en 1994 y se llevó el título en 2006.

Desde aquel año presume de la mejor racha actual sin derrota en partidos de fases de clasificación, sea en Italia o como visitante. Desde un 3-1 ante Francia el 6 de septiembre de 2006 suma 51 encuentros logrando al menos un empate, como el conseguido in extremis en Turín frente a España el pasado mes de octubre. «Defensivamente son perfectos y habrá que trabajar mucho esta semana en cómo hacerles daño», avisa David Villa. Eso sí, los precedentes dicen que la última victoria de Italia en tierras españolas se remonta a 1948. En los últimos amistosos en suelo nacional España venció en Elche con gol de Villa (junio de 2008) y en el Calderón (marzo de 2014, tanto de Pedro).

Una Italia táctica

«Tácticamente son muy fuertes, bien organizados atrás y con gente rápida que puede hacer gol. Lo más difícil que nos vamos a encontrar es un equipo que está organizado y sabe lo que tiene que hacer. Tienen buenos jugadores, defensa, medio campo y ataque. Si un equipo sabe jugar hasta el último minuto es Italia y será bastante difícil», dice Suso, cuya experiencia en la Serie A le convierte en voz autorizada sobre Italia.

«Esperamos un Bernabéu lleno porque nos jugamos el Mundial», avisa Pablo Sanz, mano derecha de Lopetegui. Las dimensiones del coliseo madridista ayudarán al contragolpe italiano. En la selección no creen que los de Giampero Ventura vayan a cambiar mucho su plan respecto al duelo de la ida. «En Turín (donde jugó Nacho por lesión de Alba) parecía que teníamos controlado el partido pero apretaron al final, nos empataron y surgieron las dudas. Siempre juegan a lo mismo, en casa y fuera. Será duro. Irán a ganar, pero con la cabeza bien amueblada, como siempre», añadió el milanista. Suso reconoció que coincidió con su compañero Bonucci y que le reveló que «iba a haber sorpresa». «No sé si será presionar arriba o no, pero es verdad que es una selección que trabaja muy bien lo táctico». Suso cita a Insigne como el más peligroso de los transalpinos.

Un Bernabéu lleno

España contará con el apoyo de un Santiago Bernabéu lleno, ya que las entradas se agotaron ayer. «Será un partido especial, es mi casa y seguro que hay un buen ambiente», afirmó Nacho que se sumó a la petición de Sergio Ramos y Dani Carvajal. «Es verdad que en los últimos partidos en España se ha pitado a Piqué, pero no era algo tan significativo. Nos estamos jugando un Mundial.

Más

Fotos

Vídeos