MUNDIAL DE RUSIA 2018

Comienza el camino a Rusia con Silva y diez más

Julen Lopetegui dirige el entrenamiento de ayer, con David Silva (i), Gerard Piqué y Pepe Reina a su derecha. :: SUSANA VERA / REUTERS/
Julen Lopetegui dirige el entrenamiento de ayer, con David Silva (i), Gerard Piqué y Pepe Reina a su derecha. :: SUSANA VERA / REUTERS

El centrocampista del Manchester City es pieza angular para el seleccionador nacional, con quien ha explotado su faceta goleadora Lopetegui ha diseñado una minipretemporada al jugador canario por los problemas de su hijo

RODRIGO ERRASTI LAS ROZAS.

España ya trabaja con la cabeza pensando en Rusia. Julen Lopetegui no deja de insistir en que la clasificación sólo concede derecho a tres partidos, los de la primera fase ante Portugal, Irán y Marruecos, pero en las caras de los presentes en Las Rozas (jugadores y aficionados que acudieron a la primera sesión de entrenamiento) se pudo ver mucha ilusión por conseguir el segundo Mundial.

El cuerpo técnico de la selección no quiere dejarse contagiar de la euforia externa y se centra en tener estudiado cada detalle del trabajo con el grupo que eligieron el pasado lunes día 21. «No hemos elegido la lista por centímetros. Vamos a buscar las cosas positivas como la estrategia y el dominio de las áreas», explicó Julen Lopetegui nada más dar la lista. El seleccionador tenía varios nombres fijos para su plan para Rusia. Los minutos jugados arrojaban hasta 18 casi seguros con el siguiente once de jugadores más utilizados: De Gea, Ramos, Carvajal, Piqué, Busquets, Koke, Thiago, Alba, Iniesta, Silva e Isco. Ese teórico equipo titular parece complicado que fuese el del debut de Sochi hasta saber cómo evoluciona la lesión de Carvajal y por la ausencia de un delantero, aunque cuenta, eso sí, con el Pichichi de esta era Lopetegui. Y no es otro que David Silva, uno de los supervivientes del ciclo triunfador iniciado en la Eurocopa 2008 junto a Sergio Ramos, Andrés Iniesta y Pepe Reina.

Desde la llegada del técnico vasco el canario se ha convertido en piedra angular del juego de la selección: es el que más partidos ha disputado (16, sumando 1.142 minutos) y es el encargado de ejecutar los golpes francos, córners y penaltis, pero sobre todo ha explotado su faceta goleadora: diez tantos, de los cuales cinco han sido en la fase de clasificación (con otras cinco asistencias). «Llevar esos goles me ilusiona. Lo que me preocupa y me ocupa más es que el equipo gane. Si marco, mucho mejor; pero lo prioritario es la victoria. Ahora juego más cerca del área, y eso me permite llegar más a la zona de remate», destaca el jugador del Manchester City.

Silva es el encargado de ejecutar golpes francos, córners y penaltis y es el cuarto máximo goleador

Lleva 35 goles en los 119 partidos que ha jugado con la selección, siendo ya el cuarto máximo goleador histórico (cerca de Torres, que hizo 38 en 110 encuentros). Incluso ha llegado a lucir el brazalete de capitán tras ser el único en participar en todos los partidos del anterior ejercicio 2016-17. Pero esta campaña no ha sido fácil para Silva, pese a que ha añadido su tercera Premier League a su palmarés. Ha pasado duros momentos por las complicaciones del embarazo de su pareja y el nacimiento de Mateo «de forma prematura extrema». Ha estado muchas semanas sin jugar ni entrenar para estar pendiente de su hijo, que, afortunadamente, ha salido adelante.

Lopetegui y su cuerpo técnico saben que la temporada ha sido muy larga para la mayoría de los internacionales, que han finalizado sus competiciones de manera escalonada. Por ello, y teniendo en cuenta esos esfuerzos, algunos futbolistas ya se estuvieron ejercitando la semana pasada en una minipretemporada pensada especialmente para el canario.

Por ello, el mediapunta ha estado completando unos entrenamientos que se habían diseñado para su puesta a punto con ayuda del Navalcarnero, equipo madrileño de Segunda B cuyo entrenador es Julián Calero, que fue ayudante de Lopetegui en el Oporto, que cedió diez de sus jugadores entre martes y jueves. Al canario -que ayer volvió a Las Rozas con Rodrigo Moreno y Carlos Soler- se sumó Monreal (que terminó la competición el sábado 13 y había sido padre unos días antes); y el miércoles 23, con Lopetegui ya en el campo, De Gea. El entorno más cercano de Silva dice que llega más motivado que nunca al torneo y que físicamente se encuentra mejor que nunca. «He tenido la suerte de vivir la época más bonita, aunque aún espero que lleguen nuevas emociones. Ahora me sacrifico más en defensa y estoy más cerca de la salida del balón. Es otro rol, pero estoy contento», destaca.

En muchos de los partidos Silva actuó como faro del juego ofensivo, de 'enganche', que dicen los argentinos. Algo más centrado en ese puesto que en etapas anteriores en la selección con Luis y Del Bosque, aprovechando que Guardiola también usa al 'mago', como le llaman sus compañeros. Emulando los tiempos de Iribar, ahora mismo en la selección son «Silva y diez más». El canario sonreía ayer a su llegada a Madrid pese a la lluvia. El agua no le quita una sonrisa que luce gracias a Mateo, su luchador, por el que desea brillar en Rusia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos