La Rioja

EUROPEO SUB'21

Los suplentes también ganan

Denis Suárez dispara pese a la oposición de Maksimovic, ayer en el partido Serbia-España del Europeo sub-21. :: Roman Bosiacki / AFP
Denis Suárez dispara pese a la oposición de Maksimovic, ayer en el partido Serbia-España del Europeo sub-21. :: Roman Bosiacki / AFP

Aunque España ya estaba clasificada para semifinales como líder de grupo y la cita era de trámite, los entrenadores sí les dan importancia a este tipo de compromisos en los grandes campeonatos. Conceden descanso a los titulares e incluso dejan fuera a dos indiscutibles como Marco Asensio y Gerard Deulofeu porque arrastran molestias, pero necesitan ver si los suplentes están enchufados, hay compromiso y todos reman en la misma dirección sin relajarse ni pensar en las vacaciones. De todos modos, el equipo B español, con jugadores como Gayà, Oyarzabal, Soler, Denis Suárez, Williams y Borja Mayoral, es la envidia de cualquiera.

Además de querer reivindicarse, los españoles le tenían ganas un rival que eliminó a 'La Rojita' en la repesca para el anterior Europeo y, por lo tanto, le dejó sin opciones de acudir a los Juegos Olímpicos de Río. Los serbios ya estaban eliminados, tras perder ante Portugal y empatar frente a Macedonia, pero son ganadores y orgullosos y tampoco se iban a tomar el partido a beneficio de inventario.

A pesar de su excelente camino en este Europeo, Albert Celades tiene cosas que corregir porque su equipo concede demasiadas opciones de gol en todos los partidos. Los rivales apenas aciertan en el remate final pero llegan con relativa vacilidad e inquietan sobre todo a balón parado. De forma paulatina, sin embargo, España se fue haciendo con el control de balón y encontró espacios. El valencianista Carlos Soler dispuso de un par de grandes ocasiones y Borja Mayoral de otra, pero el que acertó fue Denis Suárez. Culminó al primer toque una gran jugada en la que le asistió Odriozola, tras gran pared con Williams. La expulsión del ariete serbio Djurdjevic por dos amarillas, la segunda tras dejar el codo a Merino, despejó aún más el panorama.

España bajó el ritmo en la reanudación y sufrió en jugadas aisladas, una de ellas protagonizada por Maksimovic, nuevo refuerzo del Valencia. Le faltó sellar la victoria en alguna de sus aproximaciones, sobre todo por esa banda derecha en la que conectaron bien Odriozola y Williams, pero brilló el portero Pau López tras una temporada aciaga en el Tottenham, y se cumplió el objetivo. El martes jugará las semifinales, con rival aún por definir aunque puede ser Eslovaquia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate