La Rioja

La Roja saca la cara por Ramos, otro capitán polémico

«Sergio Ramos es un gran capitán», expresó con tono serio Nacho Fernández unas horas después de que el central madridista hubiese realizado unas declaraciones con un tono retador tras cometer el penalti que supuso el empate de Italia. Su compañero de equipo no fue el único que evitó cargar contra el capitán de la selección por cometer un penalti polémico aunque bastante claro sobre Éder que impidió el triunfo español. «Al final, llegó el empate en una jugada desgraciada. Es una pena, da rabia haber dejado escapar dos puntos. No he podido ver claro el penalti de Ramos, pero no hay que darle más vueltas. Ahora hay que pensar en el domingo», zanjó Sergio Busquets, uno de los futbolistas que mejor relación tiene con el sevillano. «De estos penaltis se pita uno de 40. No quiero culpar al árbitro, pero creo que por lo que está pasando en los últimos partidos me tienen cogida la matrícula», apuntó Sergio Ramos cuando se le recordó que ha cometido cuatro penas máximas en lo que va de campaña y visto seis amarillas.

El futbolista sevillano cree que hay un sector de aficionados madridistas, y también de la prensa, esperando sus errores para atacarle de modo indiscriminado. «Yo estoy bien, no estoy molesto con nadie. No quería hacer entrevistas pero cuando eres el capitán (del Real Madrid y la selección española) tienes que dar la cara y lo hago encantado». En la concentración se asistió con sorpresa a algunas críticas al juego del defensa al que molestó leer que era una «infección contagiosa» como en el pasado lo habían sido Raúl González o más recientemente Iker Casillas. «Que disfruten los que ahora 'rajan' de mí porque con el tiempo, como ha pasado muchas veces antes, acabarán callados», vaticinó.

Minutos antes, Ramos se había referido al error de Buffon que le costó un gol a Italia. «Ha fallado, como hacemos todos, pero aquí notas el respeto que hay por él. Se respira en cada paso que das. Es un emblema y eso no pasa en España. Esa es la diferencia», apuntó.