La Rioja

fútbol

«No están Iniesta ni Cesc y ya nos sentimos un poco favoritos», bromean en Liechtenstein

Andrés Iniesta cae dolorido durante un partido con la selección.
Andrés Iniesta cae dolorido durante un partido con la selección. / REUTERS
  • Rene Pauritsch ironiza sobre el nivel de la selección en el primer partido clasificatorio para el Mundial y dice que se han recuperado de la manita danesa

La selección de Liechtenstein quizá no tiene mucho fútbol pero sí mucho humor. Rene Pauritsch compareció junto Martin Buchel y ambos dejaron alguna frase curiosa en su comparecencia. Después de explicar que llegaron "el viernes, tras un viaje largo y encajar fue un susto: el calor. Había quince grados de diferencia en el termómetro", apuntó el seleccionador. Además, reconoció que su equipo tuvo que "digerir un pequeño susto que nos trajimos de Dinamarca, que fueron cinco goles, pero ya nos hemos acostumbrado y estamos bien. El equipo ya nota la tensión. Somos conscientes al reto al que nos estamos enfrentando.".

Saben que será practicamente imposible dar la sorpresa. "Es un equipo de categoría mundial, ganador mundial, bicampeón de Europa. Debemos enfrentarnos a su manera de jugar táctica, a su juego apasionado y combinado, con miles de pases. Seguridad con el balón y sus arremetidas continúas y ahí será muy difícil lograr mantenernos. Tienen no 11 sino 20 jugadores de máximo nivel. De mencionar uno diría a Silva, que está en un momento de forma excepcional", dijo antes de tirar de sentido del humor. "A La Roja le faltan jugadores importantes ya no están Iniesta ni Cesc y ya nos sentimos un poco favoritos (ríe). Conocemos muy bien y las fuerzas del equipo español", explicó en serio. "Sabemos que nos enfrentamos a un equipo primera categoría de nivel mundial. Debemos jugar con disciplina, jugar con pasión para poder conseguir un resultado como en años anteriores.

Pauritsch no quiso hablar de la táctica a emplear y dejó claro que "será muy difícil resistir al embiste del equipo español. La última gran derrota que tuvimos un 6-0. Pero nosotros siempre tenemos un objetivo de llegar a un equilibrio con salidas a la contra. Pero soy realista que el equipo español marque el ritmo y nosotros estemos en nuestro campo, aunque nuestro objetivo es llegar a hacer jugadas ofensivas".

Su jugador, Martin Buchel, también tiró de ironía a la hora de hablar de las opcioones de su equipo. "Voy a tener un problema, no sé que jugador español querrá mi camiseta. Quizá Ramos o Busquets la quiera", dijo el centrocampista del Unterfhoring alemán con una sonrisa en la cara. En Liechtenstein no tiene claro quién es más favorita dentro del grupo: Italia o España. "Es difícil valorarlo en estos momentos. Van cabeza a cabeza, cada equipo tiene sus propias fuerzas y lo saben aprovechar al cien por cien. Será un poco el día a día lo que marcará las cosas", vaticinó Pauritsch.