U.D. LOGROÑÉS

Vuelta a los orígenes

Eduardo Valdovinos y Sergio Rodríguez esperan la llegada de un jugador durante el partido contra la Real Sociedad, en noviembre del pasado año. :: fernando díaz/
Eduardo Valdovinos y Sergio Rodríguez esperan la llegada de un jugador durante el partido contra la Real Sociedad, en noviembre del pasado año. :: fernando díaz

Sergio Rodríguez se presentó en Las Gaunas ante la Real Sociedad en un momento, como el actual, difícil

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA

logroño. El 27 de noviembre, mañana se cumplirán once meses, Sergio Rodríguez se presentaba en Las Gaunas como entrenador interino de la UD Logroñés. Un día especial, muy diferente al que fue el último como jugador. Ahora era el jefe, aunque fuera de manera interina tras la decisión de Carlos Pouso de dejar el banquillo y como paso previo a la llegada de Rafa Berges, que debutó una semana después en Irún.

Rodríguez se presentó ante la Real Sociedad. El equipo vasco vuelve a cruzarse este sábado en su camino en un nuevo momento delicado para la entidad. Hace un año, la UDL navegaba con muchas dudas y sin cumplir las expectativas creadas; hoy, ese mismo club tampoco está cumpliendo lo que se espera de él o lo que se 'ha vendido' desde la entidad, aunque el momento es menos delicado que aquel de noviembre de 2016. Sergio Rodríguez no sólo fijo el rumbo de la UDL, sino que la gobernó con mano firme y la sacó de la tempestad en la que se metió tras el paso de Berges.

La UD Logroñés de Sergio Rodríguez firmó un empate sin goles ante la Real Sociedad. Fue una pequeña decepción porque venía de ganar el Real Madrid por 0-4 en Valdebebas, pero fue un punto más en su magnífica trayectoria en el equipo, en sus dos etapas.

Once meses después, el técnico se reencontrará con la Real con la misma necesidad: ganar

«A todo el mundo le gusta entrenar al equipo de su ciudad. Estoy muy contento», admitía al término de aquel compromiso antes de revelar que las sensaciones que le había dejado no eran «malas». Con aquel empate, la UD Logroñés cerraba la jornada con un punto de ventaja sobre los puestos de descenso a Tercera.

El preparador blanquirrojo analizará hoy el encuentro de este sábado (20.30 horas), algo habitual en su agenda semanal. Aquel empate que entonces fue bueno, este sábado no lo sería tanto. El fútbol lo cambia todo. Después de empatar en Tudela y no fortalecer ese punto ante el Leioa, ni en el fondo ni en la forma, la UD Logroñés acudirá a la cita con una mayor exigencia por cerrarla con victoria. Once meses después, el mismo partido presenta las urgencias de siempre: vencer, aunque los tiempos sean muy diferentes. Bien es cierto que entonces era por caminar hacia la permanencia y ahora es por no descolgarse de las primeras plazas.

Rodríguez acabó la temporada con ocho victorias, un empate y una derrota, frente al Amorebieta. El 1 de julio siguió al frente de la UD Logroñés, con quien renovó contrato por dos temporadas. Hasta la fecha, suma cuatro victorias y tres empates en diez partidos y sigue intentando dejar atrás, por completo, la eliminación copera en Formentera, traspié que después de ganar a Osasuna y empatar en Tudela parecía haber enterrado.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos