Vivir también en directo una derrota

Protestas, ánimos e incredulidad. La afición riojana pasó por todos los estados de ánimo./
Protestas, ánimos e incredulidad. La afición riojana pasó por todos los estados de ánimo.

Ni San Mateo impidió que más de 300 riojanos se desplazaran hasta Burgos

S.M.L. FERNANDO DÍAZ

La fiesta no fue completa. De nuevo el equipo se atascó lejos de Las Gaunas, pero esta vez volvió con menos premio que de Baracaldo, donde también un buen número de aficionados vieron cómo su equipo empataba. Ayer fue una derrota. Y ante uno de los equipos más poderosos del campeonato.

En el estadio burgalés, vetusto, incómodo y con sabor a fútbol ochentero, se vivió un gran ambiente futbolístico. A pesar de ser día de ayuda al club fue muy importante la presencia de seguidores locales, que llenaron la preferencia, la mitad de la general y parte de uno de los fondos. En el contrario se situaron los aficionados riojanos, todo con la blanca y roja para constatar aquello de que sobran los motivos para viajar con el equipo.

Hubo durante la semana quejas por el precio de las entradas. Se comunicó que serían 20 euros. Finalmente, desde el club riojano se logró que se bajaran a 15 euros, lo que finalmente ayudó a un buen desplazamiento riojano hasta tierras del Cid. Ni San Mateo impidió que más de trescientos riojanos vieran a su equipo jugar en El Plantío. Son muchos los actos organizados para las tardes mateas, como los toros, la pelota, las barracas... pero estos seguidores demostraron que el fútbol es siempre un buen motivo para viajar.

Lo mejor, que no hubo incidentes entre los aficionados, aunque es cierto que hubo un buen despliegue por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado para evitar que las dos aficiones se vieran enfrentadas en los accesos al estadio.

Los aficionados más tranquilos acudieron hasta Burgos para disfrutar a mediodía de un agradable vermut en una jornada soleada aunque con un viento que bajaba un poco la sensación térmica. Burgos siempre acoge de forma fantásticas a los seguidores riojanos, que ya conocen sus bares favoritos y acuden para disfrutar de sus viandas en buena compañía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos