SEGUNDA DIVISIÓN B

Urritxe se viste de juez

Rayco avanza con el balón, en el entrenamiento de este pasado jueves. :: fernando díaz/
Rayco avanza con el balón, en el entrenamiento de este pasado jueves. :: fernando díaz

Los riojanos regresan a un campo en el que nunca han ganado, pero del que deben salir victoriosos

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

El 7 de agosto del 2012, la UD Logroñés acudía a su penúltima cita liguera, en Urritxe, en busca de apurar hasta la última jornada la opción de entrar en el que hubiera sido su primer 'play off' de ascenso. El equipo que entrenaba Pepe Calvo necesitaba ganar al Amorebieta, cuarto entonces y al final de la temporada regular, pero acabó empatando a un gol, después de que Eduardo Ubis adelantase a los locales y Alejandro Suárez anulara la renta. Seis años después, los riojanos acuden a Urritxe (17.00 horas) por cuarta vez en su historia. Lo hace en diferente situación clasificatoria y temporal, pero con la misma exigencia de aquel día: ganar. La victoria es el nexo de unión más absoluto de este deporte. Urritxe fue juez aquel día de la urgencia de la UD Logroñés y lo volverá a ser hoy.

Dos empates consecutivos empañan la buena racha de cinco jornadas sin perder de los hombres de Sergio Rodríguez. Empañan, pero sobre todo lastran, porque los riojanos no acaban de dar el paso definitivo que les incluya entre los cuatro elegidos. A cuatro puntos, sus cuentas más urgentes pasan por ganar esta tarde en Urritxe y pensar, después, en la llegada del Burgos a Las Gaunas, rival más que directo.

«El empate del pasado domingo nos obliga casi a sacar el encuentro de mañana o, al menos, a intentarlo», admitía Rodríguez el viernes. Casi, no. Obliga. Sabe el técnico que un punto es insuficiente en una lucha tan ambiciosa. Ganar es algo más que lograr tres puntos. Ganar permite, en palabras del preparador, «seguir en la buena dinámica de resultados, competir lejos de Las Gaunas y acercarnos a nuestro objetivo porque cada vez quedan menos partidos y los puntos son más importantes». El mensaje es muy claro.

Sergio Rodríguez confiará una vez más en su guardia pretoriana. En Logroño se quedan Carlos García y Borja Gómez. El primero sigue negociando su salida y el segundo también está en la puerta de salida, aunque tiene contrato hasta el verano del próximo año. Tampoco ha entrado en la lista el último jugador en sumarse al proyecto, Rubén Martínez. El menorquín llegó el jueves y apenas ha completado dos sesiones de trabajo. En esa lista tampoco está Titi, que a lo largo de la próxima semana será dado de alta en la primera plantilla y sí que estará en condiciones de recibir al Burgos.

Así, la UDL no presentará grandes novedades en su formación. Las caras serán las habituales, desde Miguel hasta Marcos André, aunque el brasileño ya tiene otro competidor, Dani Gómez, que vuelve a entrar en los planes de Sergio Rodríguez. La diferencia de Urritxe respecto al anterior domingo estará en el concepto de juego. El recinto vasco demanda otras virtudes futbolísticas, aunque la principal sea siempre la concentración, sin olvidar la pelea.

El Amorebieta no pierde desde hace muchas semanas. Acumula trece jornadas sin perder. Urritxe le ha dado seis de sus victorias, pero no únicamente por el guión tradicional vasco de triunfo por la mínima. Es capaz de vencer así, pero también de golear a Izarra y Osasuna. Suma dos goles a favor menos que la UDL (28 frente a 30). Los alcanza por diferentes vías, pero sobre todo a balón parado. La UDL vuelve a un escenario en el que la estrategia y las segundas jugadas son fundamentales. «Debemos estar muy concentrados porque ellos dominan perfectamente esas acciones. Si no...», comenta el técnico. No le falta razón. Concentración en un equipo que encaja muchos goles de remates múltiples dentro del área. Ayer trabajó mucho el equipo su disposición sobre el césped, tanto en saques de esquina como de banda en largo.

Y en ese estilo ofensivo destacan dos hombres: Jon Ander y Eduardo Ubis. Siete goles cada uno. El 50% del total entre ambos. Pero no son los únicos. Rodríguez recuerda a Mikel Álvaro, «un jugador muy experimentado en banda derecha y quizá su hombre de más talento», y también a Seguin, que se mueve por la banda izquierda. Por cierto, la UD Logroñés no ha ganado nunca en Urritxe.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos