UD LOGROÑÉS - REAL SOCIEDAD B

«Me tranquiliza el trabajo que hacemos»

Sergio Rodríguez consulta sus papeles en el entrenamiento, mientras Rayco conduce el balón. / FERNANDO DÍAZ

Sergio Rodríguez, entrenador de la UD Logroñés, comenta el difícil compromiso del equipo ante el filial de la Real Sociedad

Carlos Ferrer Yábar
CARLOS FERRER YÁBARLogroño

Viene a Logroño la Real Sociedad B, en una buena dinámica de resultados y de juego. Sergio conoce bien los entresijos que se mueven en el club 'txuri urdin' y sabe cómo hay que jugarle al filial donostiarra para ganarle este sábado. En cualquier caso, es consciente de la dificultad que va a entrañar conseguirlo.

- ¿Cómo ve al rival de este sábado?

- Es un equipo que está en un buen estado de forma, que está siendo capaz de remontar resultados adversos. Está bien en cuanto a juego y en cuanto a resultados.

«Tenemos que mejorar, sobre todo en las áreas. Yo creo que ahí es donde está la clave»

- Y también de moral...

- Ya digo que ha remontado incluso con dos goles en contra, a veces. Seguro que tienen la moral muy alta y que será un rival difícil.

- ¿Les viene mejor por ser un equipo que quiere jugar?

- Ni mejor ni peor. Sí que es un equipo con un perfil de juego de filial. Quiere tener la pelota, llevar el protagonismo del partido. Quiere tener mucha posesión y tiene gente arriba muy determinante.

- Hay que ganar. Puede ser positivo o negativo en cuanto a la mente de los jugadores?

- Depende de cada uno. No me gusta poner ultimátums porque no son positivos. Hay que intentar sacar los tres puntos, que vamos a salir a por ellos, estar concentrados en el partido, hacer las cosas que trabajamos y ponérselo difícil a la Real. Luego, veremos cuál es el resultado.

«No veo en el vestuario un ambiente derrotado. Ellos saben que están haciendo muchas cosas bien»

- La Real B marca goles, pero también recibe...

- Es un equipo que a nivel ofensivo genera muchas situaciones de peligro, hace goles, incluso a balón parado para ser un equipo que a nivel de estatura no es muy alto, y defensivamente también están sufriendo. Es un equipo que arriesga, por lo que es normal que genere este tipo de situaciones.

Recuperar al equipo

- Tal y como están las cosas, ¿lo más importante sería recuperar al equipo?

- El equipo no está mal, en ninguna depresión. El otro día nos llevamos un palo porque empatamos un partido donde teníamos todo de cara. Lo normal hubiese sido ganarlo, tras ponernos dos a cero, para tener más confianza en las cosas que estamos haciendo bien. Pero no fue así. Yo no creo que el equipo esté mal, estamos compitiendo todos los partidos, pero ese ratito en el que el rival es superior a nosotros, porque tiene que haber esos ratos, nos está condenando, principalmente por el acierto de ellos y por el desacierto nuestro a nivel defensivo, que es algo que tenemos que mejorar, sobre todo en las áreas. Yo creo que es ahí donde está la clave.

- Cuando no se gana siempre llueven palos y se buscan malos rollos...

- El que está en el mundo del fútbol lo debe asumir. Cuando las cosas van bien, las críticas son positivas, a veces excesivamente positivas y cuando van mal, las críticas son negativas, a veces excesivamente negativas. El profesional del fútbol, en este caso, lo que tiene que mantener es un equilibrio, ni pensarse que es el mejor cuando las cosas van bien ni hundirse cuando van mal y eso es lo que intentamos transmitir dentro del vestuario y creo que lo conseguimos.

- ¿Está mal el vestuario, como dicen algunos ?

- Yo no veo en el vestuario un ambiente derrotado, ni mucho menos. Ellos saben que están haciendo muchas cosas bien, porque es verdad, y hay alguna puntual que se está haciendo mal y que ahora mismo nos está haciendo mucho daño. Tenemos una dinámica negativa desde el partido de Formentera, tras el que lo poco que hace el rival nos hace mucho daño y cuando nosotros hacemos muchas cosas, no hacemos tanto daño. Hay un buen ambiente y buen nivel de trabajo. Ellos saben como pensamos nosotros, que mientras ellos trabajen duro, sean profesionales, vengan con ganas de mejorar, nosotros estamos encantados. A día de hoy es así. Hay alguno que algún día puede tener un bajón moral porque ha jugado menos o porque no le han salido las cosas. Eso lo entendemos como parte del deporte y de la personas y tenemos plena confianza en ellos. Estamos convencidos de que hay un buen equipo, un buen grupo y de que si siguen esforzándose y machacándose, las cosas van a llegar.

- Sí que es más cierto que no está utilizando muchos a los nuevos jugadores. ¿Cuál puede ser el motivo?

- No soy mucho de comentar lo que dice la gente, porque cada uno tiene su opinión y yo la respeto. Cada uno pensará que la solución está en lo que él piensa que se debe hacer. Es lógico, esto es fútbol y en esto todos opinamos. Por eso el fútbol tiene esa trascendencia. Nosotros no valoramos si es un fichaje nuevo o es alguien que lleva más tiempo el que juega. Intentamos convocar a aquellos que pensamos que son los mejores para cada partido. Yo creo que ningún entrenador es tonto y se tira piedras hacia sí mismo. Cuando las cosas van mal es normal que la gente piense de otra forma.

- ¿Se encuentra tranquilo en estos momentos?

- Lo estoy. Me da tranquilidad el trabajo que hacemos, las ganas que le ponemos y que creo que el vestuario está convencido de lo que hace. Los jugadores entrenan muy bien cada día, vienen cada día con ganas de mejorar la situación, que tampoco es que sea dramática, aunque podríamos estar más arriba. Eso es lo que me da tranquilidad. Si hubiese otras cosas sí que podría estar intranquilo

Las situaciones favorables

- Usted dijo el domingo que las situaciones favorables no vuelven...

- Está claro. La categoría es lo suficientemente competitiva como para dejar pasar situaciones como, por ejemplo, la del otro día. Pero al final en fútbol estas cosas pasan y aunque eres superior al rival, que en muchos partidos ha sido así, o te empata o te gana, por determinadas circunstancias. En estos momentos en que la dinámica no está siendo positiva, cuando con menos que tú el rival te hace el mismo o más daño, es cuando hay que estar más concentrados todavía, trabajar más, llevar al límite las situaciones ofensivas y defensivas. En cuanto al juego, estamos contentos.

- Los goles de Rayco fueron una nota positiva. ¿No faltan otros por marcar?

- Así es, pero el tema de hacer goles es cuestión de rachas. La gente que tenemos tiene gol, lo han tenido en sus clubes de origen y no lo van a perder por venir aquí. Pero hay situaciones en que a veces tienes más fortuna y tarde o temprano les van a llegar a la gente de arriba.

- Y que los partidos se ganan en las áreas. ¿Qué falta para mejorar arriba, donde hay que marcar goles?

- Estamos llegando mucho. Si contabilizamos el número de ocasiones que tenemos, es alto para lo que se suele tener. Nos falta a veces acertar.

- Y en la portería propia?

- A nivel defensivo, seguramente nos falta un puntito más de concentración, de agresividad, de intensidad, de saber que la jugada no termina hasta que el balón sale fuera y que puede pasar cualquier cosa. Yo creo que ahora estamos en el momento en que necesitamos todo y un poquito más a nivel defensivo, porque vemos que con poca cosa, nos generan peligro.

- ¿Cómo pueden conseguir que vuelva la dinámica positiva?

- Creo que tenemos que mentalizarnos de lo comentado, que es fundamental, y a partir de ahí seguir en la dinámica de juego que estamos, que es una dinámica que en la mayor parte del partido es buena. Mantenerla los noventa minutos.

Temas

Udl

Fotos

Vídeos