Semana de alta intensidad para la UDL

Tres momentos de la sesión de ayer, con trabajo por parejas y rondos. También hubo carrera continua. A la derecha, Héctor Urquiaga y Sergio Rodríguez. :: /Miguel Herreros
Tres momentos de la sesión de ayer, con trabajo por parejas y rondos. También hubo carrera continua. A la derecha, Héctor Urquiaga y Sergio Rodríguez. :: / Miguel Herreros

Los blanquirrojos retoman los entrenamientos para completar siete sesiones en cinco días en busca de una fortalecimiento físico ante el inicio de la segunda vuelta

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA

Logroño. Paréntesis deportivo en plenas fiestas navideñas. La Unión Deportiva Logroñés volvió a pisar ayer el césped de las instalaciones del Mundial'82 después de ocho días de descanso, alejada de la competición y con la mente puesta en otros pensamientos. Este fin de semana no hay partido de liga, sino descanso, pues el torneo no se reanuda hasta el primer domingo de enero, cuando el Athletic B visite Las Gaunas y dé comienzo la segunda vuelta liguera.

La gran diferencia que presenta esta semana respecto a otras muchas es que el trabajo físico cobra más protagonismo. Los blanquirrojos totalizarán siete sesiones de entrenamiento hasta el sábado, teniendo en cuenta que ese día jugarán un partido amistoso frente al filial de Tercera antes de descansar el domingo y comenzar una semana normal de competición, la próxima. Dos días, jueves y viernes, está programada sesión doble.

La composición no extraña. Muchos equipos aprovechan estos días para incidir en el físico de sus jugadores pensando que es en la segunda vuelta donde se decide todo y que los futbolistas deben llegar en las mejores condiciones a lo meses de abril y mayo e incluso junio, cuando se disputa el play off de ascenso. No obstante, hasta esa fecha queda mucho camino por recorrer.

«Vamos a hacer hincapié en todos los aspectos. Lo bueno de esta semana es que no hay competición y podemos meter trabajos que cuando hay partido cada domingo es más complicado, porque no quieres que lleguen a ese día cargados, sino con frescura», decía ayer Héctor Urquiaga, preparador físico del equipo

De momento, Urquiaga tomo las riendas del equipo. Balón y físico, aunque el esférico es el elemento de distracción. Palabras como 'aeróbico' se escucharon con mayor frecuencia. Urquiaga quiere reforzar la condición física de sus jugadores, porque además, la gran carga de los minutos de competición están recayendo en un número menor del que se podría pensar el inicio de la temporada. Rodríguez se está apoyando, sobre todo, en catorce futbolistas de los veinte con los que cuenta y, en algunos casos, han disfrutado de casi todos los minutos en Liga e incluso en Copa.

«Por un lado, vamos en busca de volumen de trabajo, porque hay más sesiones; por otro, intensidad, pero no en todos los entrenamientos. Ayer fue una toma de contacto después de unos días sin entrenar. Hoy miércoles y mañana sí que serán más fuertes las sesiones, sobre todo por la mañana. Las tardes serán más suaves. Queremos aprovechar la semana para trabajar a una intensidad alta. Hoy vamos a incidir en la fuerza explosiva y mañana en la labor aeróbica de resistencia. Todo está unido, incluido el trabajo de prevención para intentar evitar lesiones. Al final de semana pensaremos qué hemos hecho y cómo encararemos la próxima», comentaba.

Al final, el reto es claro: que no se note el parón navideño y que se comience la segunda vuelta con el cuerpo más fresco. «Pensar que en una semana se puede preparar a una veinticuatro jugadores para que en un momento dado estén bien es una utopía. Tratamos de hacer una semana intensa y mejorar el ritmo competitivo que teníamos antes de parar. A mí me gusta ir semana a semana y pensar de donde venimos y hacia donde vamos», concluía. Lo ficho, intensidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos