Saber a qué juegas y con quién

Santos avanza con el esférico, en el partido de Guernica. :: F. DÍAZ/
Santos avanza con el esférico, en el partido de Guernica. :: F. DÍAZ

El Gernika llegará a Logroño con la ideas muy claras y con un fútbol muy versátil

M.G. LOGROÑO.

El Gernika no sólo sabe a lo que juega, sino que sabe quién juega. El conjunto de Urbieta llama a las puertas del play off con una formación que apuesta por la continuidad y que se puede recitar prácticamente de memoria. Además, Javi Luaces ha dotado al once guerniqués de la capacidad de adaptarse a su terreno de juego, pero también de sumar muchos puntos lejos de él.

Con 55 puntos en su cuenta, el Gernika tiene hecha la temporada, pero cuando se llega a este punto, el jugador no quiere renunciar a nada. El once vizcaíno juega casi de memoria, porque casi siempre juegan los mismos. No es un conjunto excesivamente goleador (38) ni un bloque que cierre su portería (25), pero rentabiliza sus virtudes. En Urbieta explota el balón aéreo ante el condicionamiento del césped artificial, pero fuera de él se adapta a todos los escenarios. Veintiséis puntos ha sumado en los dieciséis encuentros que ha jugado. Sólo ha perdido en cuatro ocasiones. Su última derrota se remonta a la vigésimo quinta jornada, en Vitoria. A ese traspié se suman Santander (también en la segunda vuelta), Barakaldo y Gijón. Ahora bien, hace quince días ganó en Tajonar a Osasuna B con holgura (2-4), campo en el que la UDL fue incapaz de marcar y firmó el empate.

De su alineación destaca su continuidad y, ofensivamente, la capacidad de la segunda línea para llegar al área rival. Su máximo exponente es el exblanquirrojo Mikel Abaroa, que suma nueve goles. Tiene calidad para jugar y hacer jugar, pero también para definir. Lander Olaetxea también representa el poder de esa línea, con seis goles. A ellos se suman Josu Santamaría (5 dianas) y Pradera (5) habitual en punta de ataque, aunque en algunos partidos cede su sitio a Adrián Guemes.

Defensivamente, no hay variantes. Diego es su portero habitual. Por delante de él, cuatro inamovibles: Calle y Jiménez en los laterales, y Pecharromán y Carracedo en los centrales. Larrucea es el encargado de sacar el esférico, con el apoyo de Olaetxea, Enciondo y Abaroa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos