Dos regalos y medio, tres puntos

Fernando Díaz

La UDL mereció la victoria ante el Gernika, que dio más de una facilidad en los tantos

TVRLogroño

Los goles son goles, y los puntos son puntos. Y nadie dirá que la UDL no mereció este domingo ganar en Las Gaunas ante el Gernika. Pero también es cierto que los tres goles llegaron en acciones en los que los visitantes pudieron hacer algo más... o mucho más.

El primero, en el minuto 9, llega, eso sí, tras una espléndida jugada de toque de casi toda la delantera riojana. Pero cuando tocaba encarar, Sotillos parece perder el balón, que un defensa tiene franco para despejar. Pero no lo hace, durmiéndose una siesta en el área pequeña que, junto con la indecisión de su portero y la porfía del propio Sotillos, es gol.

El segundo, 7 minutos después, es un buen remate de Chamorro tras un saque de esquina. Éste lo dejamos en medio regalo, porque aunque el portero visitante parece que puede hacer más (su «estirada» es un tanto extraña) lo cierto es que el blanquirrojo había picado abajo muy bien el balón, y esos botes siempre son complicados para el guardameta.

El que ya se gana el nombre de regalo sin paliativos es el tercer gol. En el 87, el portero Carrio, con su equipo volcado, sale a controlar un balón... bastantes metros por delante del centro del campo, en terreno de la UDL. Va a darle fuerte, pero la pifia. Y el balón le queda a Titi, que marca desde su casa a puerta vacía.

En fin, que tres goles como tres soles, y seguir la lucha. Todo vale.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos