La primera cita en Las Gaunas

Sergio Rodríguez da instrucciones a los jugadores.
Sergio Rodríguez da instrucciones a los jugadores. / Miguel Herreros

La UD Logroñés se presenta ante su afición contra el Zaragoza, que se ha renovado en busca del ascenso

Carlos Ferrer Yábar
CARLOS FERRER YÁBARLogroño

El balón vuelve hoy a rodar por el cuidado césped de Las Gaunas. La UD Logroñés juega su primer amistoso en el Municipal a partir de las 20.30 horas (Movistar +, dial 155) ante el Zaragoza, de Segunda División, que está ensamblando su equipo después de quedarse con sólo cinco jugadores de la campaña anterior.

Han pasado dos meses y medio desde que la UD Logroñés se enfrentó al Gernika en Las Gaunas en el último partido de Liga. Y hoy se abren de nuevo las puertas del estadio.

Este partido es una buena piedra de toque para ambos conjuntos. Para el blanquillo, porque quiere seguir uniendo su piezas y para el blanquirrojo, porque medirse a un equipo de superior categoría supone una mayor exigencia, porque el rival lo demanda y, además, se juega en casa.

Los aficionados riojanos están deseosos de ver en acción a los nuevos jugadores Ñoño, Germán, Sotillos..., al recuperado Miguel Santos, y a los que continúan de la campaña anterior. Ramiro Mayor, que firmó por la UD Logroñés el lunes por la tarde, no parece que vaya a jugar hoy porque llegó a Logroño ayer y aún no se ha entrenado con el equipo.

Esta temporada llega con la novedad de ver a Sergio Rodríguez aplicando sus métodos desde el primer día, llevando sus conocimientos a sus hombres para afrontar la temporada con la idea de volver a pelear por el ascenso. Hoy es el día en que se podrá empezar a apreciar ese trabajo y un esbozo de lo que pueden ofrecer los jugadores que van a tomar parte en el encuentro. El técnico está dando continuidad a las ideas que plasmó cuando se hizo cargo de la plantilla por segunda vez y que le dieron un magnífico resultado.

Buenas sensaciones

Al margen de que faltan varios jugadores importantes para la confección del equipo, los blanquirrojos dejaron un buen sabor de boca entre los aficionados que acudieron a la cita de Laguardia, donde perdieron por la mínima frente al Alavés.

Sergio Rodríguez colocó sobre el césped dos equipos diferentes, uno en cada parte, mezclando jugadores del primer equipo con los del filial. El técnico planteó una salida de balón controlado, apoyándose en el guardameta en todo momento, para buscar después un pase rápido a la zona de ataque, buscando la perpendicular y la llegada.

Esta semana se ha comenzado a trabajar sobre una fórmula distinta en la salida del esférico. Lo que no cambia es la idea de llegar al área rival con posibilidades de remate para cuatro y cinco jugadores.

Para hoy, contando con que los jóvenes del filial tuvieron ayer partido amistoso frente al Yagüe, es muy probable que Sergio Rodríguez cuente de entrada con los trece jugadores de la primera plantilla. Ayer ensayó con Miguel y Fermín en la portería; Santos, Caneda, Sotillos y paredes en la línea de cuatro defensas; Salvador y Remón por delante; Germán y Ñoño en las bandas, Espina de enlace y Marcos André como referente en la punta. Iñigo Zubiri se cambiaba con Caneda y Muneta, con Ñoño.

Más

Fotos

Vídeos