Una pretemporada de pruebas y fijos

Germán pelea el balón durante el encuentro ante el Huesca. ::
Germán pelea el balón durante el encuentro ante el Huesca. :: / Juan Marín

Paredes, Carles Salvador y Marcos André encabezan la lista de jugadores más usados por la UDL en verano

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

Aunque Sergio Rodríguez aún va a disponer de cinco días para entrenar, hacer pruebas y tomar decisiones, el trabajo duro de la pretemporada ya ha terminado. Y con él, los partidos de verano. Ocho encuentros ha disputado la Unión Deportiva Logroñés. Distinta entidad de rivales (desde Primera hasta Tercera División) y sensaciones también variadas. Pero el regusto que queda es, en general, positivo.

Con los datos en la mano, está claro que Sergio Rodríguez tiene un 'once' en la mente. Aunque tampoco resulta muy difícil intuirlo, debido a las carencias de jugadores con la que está encarando la pretemporada. Desde la dirección deportiva, encabezada por Carlos Pouso, el objetivo es aguantar hasta que aparezcan las oportunidades. El mercado se cierra el 31 de agosto y se considera que los precios siguen inflados y que el mercado todavía tiene futbolistas muy interesantes que pueden recalar en Logroño.

Mientras, desde el banquillo, se ven las cosas de otra manera. Hay más premura porque contar con una plantilla de quince hombres es, para Sergio Rodríguez, insuficiente, por mucho que valore el trabajo de los canteranos. El técnico desea «competitividad» y eso sólo se logra con refuerzos. Cuatro o cinco fichajes faltan para el entrenador, contrataciones que se terminarán de sellar con la campaña ya iniciada.

Así que Sergio Rodríguez, a pesar de plantear muchas rotaciones en estos encuentros estivales, ha dejado entrever en quién tiene más confianza (o dónde hay más carencias). Paredes ha sido el futbolista que más minutos ha disputado (473), algo que ya es habitual para el lateral izquierdo, que el curso pasado acabó como el hombre más empleado.

Junto a él, Carles Salvador en la medular, parece imprescindible, al igual que la tripleta formada por Germán, aunque éste llegó tarde y ha contado con menos minutos, Muneta (quinto jugador más usado con 440) y Ñoño (cuarto, con 442). La baja de César Remón, otro teórico titular, es ahora el quebradero de cabeza. En la punta de ataque, Marcos André se ha convertido en el referente (453 minutos y el único que ha participado en los ocho encuentros). Es una de las plazas donde falta competencia porque Pablo Espina es más un hombre de banda.

En la portería, mientras, Miguel y Fermín se han repartido los minutos (45 minutos más para el veterano), aunque el primero es un fijo. Y en la defensa, además de Paredes, en la izquierda, y Santos, por la derecha, Caneda y Zubiri han contado más para Sergio Rodríguez, en detrimento de Sotillos y Ramiro, que tendrán que pelear por una plaza en los próximos partidos, ya oficiales. Las pruebas han terminado para la UDL y empieza lo serio.

Más

Fotos

Vídeos