Fútbol. 2ª B

Predisposición positiva

Abrazos y buena sintonía en el tramo final de la temporada.
Abrazos y buena sintonía en el tramo final de la temporada. / Fernando Díaz

Los jugadores con propuesta de renovación seguirían encantados, en principio, en la UD Logroñés

Carlos Ferrer Yábar
CARLOS FERRER YÁBARLOGROÑO

Siete son los jugadores que han quedado a la espera de que los responsables de la UD Logroñés se pongan en contacto con ellos o sus representantes para negociar la posible renovación de sus contratos. A lo largo de estos días recibirán la oferta pertinente y será cuando la negociación posterior decante si continuarán o no vistiendo la camiseta blanquirroja.

Lo que ha quedado claro es la predisposición de todos ellos a seguir, aunque, como es lógico, tendrán que darse los acercamientos habituales y habrá que llegar a acuerdos económicos, de duración de contratos, etc., antes de que se pueda dar la decisión conjunta de firmar los contratos correspondientes.

Tanto el aspecto económico, como el del proyecto que el club haga llegar a los jugadores, serán las claves para que puedan seguir, según indicaban ayer ellos mismos. Pero también es muy importante en estos casos, que los futbolistas se encuentren a gusto en el club, en la ciudad, que se sepan queridos y apoyados.

«Si tengo que jugar en Segunda B, mi prioridad va a ser la UD Logroñés por lo vivido esta temporada» MOHAMED COULIBALY

«He acabado con muy buenas sensaciones. Me gustaría seguir. Hay que hablarlo con el club» ANTXON MUNETA

«Termino muy feliz y lo que queda es el final. Si cuentan conmigo, me sentiré muy contento» CARLES SALVADOR

Mohamed Coulibaly es un ejemplo de jugador apreciado y querido por la grada. El senegalés indicaba ayer: «La semana pasada hablé con el director deportivo y el vicepresidente y me dijeron si quería seguir la próxima temporada. Mi representante es quien lleva la negociación y la verdad es que si tengo que quedarme en Segunda B, mi prioridad es la UD Logroñés. Más aún, si continúa el entrenador, como así va a suceder. La afición se ha portado muy bien conmigo y todo eso es muy importante para mí. Pero, como todos los futbolistas, me gustaría crecer un poco. En cualquier caso, estoy abierto a hablar con la UD Logroñés».

«Logroño es mi segunda casa, me siento querido y es un orgullo que quieran negociar para seguir» ADRIÁN LEÓN

«He acabado muy bien y vuelvo a ser yo tras una temporada difícil. Me siento muy cómodo aquí»» JULIO RICO

«Es un proyecto bonito a pesar del año que hemos tenido. Me gustaría que contaran conmigo» ADRIÁN PAZÓ

Antxon Muneta, un hombre pragmático y con mucha calidad en su juego, indicaba que le gustaría «seguir. «Hay que hablar con calma, ver todo, el proyecto, estudiarlo. Llevo aquí dos años y medio y he terminado con muy buenas sensaciones. En el final de campaña me he encontrado muy bien y el equipo ha rendido a un nivel muy bueno». Eso siempre ayuda a ambas partes a valorar el futuro, sin duda.

Carles Salvador, que ha cuajado un excelente tramo final de temporada, se fue de vacaciones ayer mismo y lo tenía claro: «Estoy contento porque veo que cuentan conmigo. Hablaremos y me gustaría llegar a un acuerdo. El final ha sido muy bueno para el club y para mí y es lo que queda en la mente del jugador y también de los seguidores. Me he encontrado muy bien y cómodo en Logroño. Vamos a ver en qué queda todo».

Adrián León indicaba que la renovación la «lleva» su representante, pero la predisposición «siempre es buena». «Me he sentido querido como siempre y Logroño es mi segunda casa. Me siento orgulloso de que el club haya querido negociar», decía.

César Caneda ha cuajado una muy buena campaña a partir del primer tercio liguero: «La pretemporada no fue buena para mí y me encontré mal durante la primera fase. Después he jugado mejor. En el equipo me siento muy a gusto y hemos terminado con un buen sabor de boca y siendo el conjunto menos goleado. Ya he dicho en el club que me gustaría seguir una temporada más si también está de acuerdo con ello el cuerpo técnico».

Julio Rico, por su parte, estima que se ha recuperado definitivamente de la lesión que le tuvo siete meses parado: «Me costó volver y adaptarme de nuevo, pero en el final de temporada me he encontrado muy bien y he vuelto a ser yo mismo. Llevo tres años en el club y, como aquí, en muy pocos sitios me he sentido mejor. La lesión está olvidada y vuelvo a rendir».

Adrián Pazó ha terminado la campaña lesionado, por un problema en el hombro. Se siente con ganas de continuar si llega a un acuerdo con el club para renovar: «El proyecto es muy bonito, a pesar del año que hemos llevado. Seguro que se hará un buen equipo para que las cosas vayan mejor la temporada que viene. Hay que esperar a ver si coincidimos el club y yo en las mismas ideas».

Temas

Udl, Fútbol

Fotos

Vídeos