Precaución con Arnedo

Arnedo golpea el balón en el partido ante el Caudal. /  FERNANDO DÍAZ
Arnedo golpea el balón en el partido ante el Caudal. / FERNANDO DÍAZ

El mediocentro de la UD Logroñés sufre una pubalgia que le hace recibir un tratamiento especial antes de cada entrenamiento

CARLOS FERRER

Logroño. Si hay alguien que está brillando con luz propia en este inicio liguero en la UD Logroñés, es el mediocentro Álvaro Arnedo. Ha sido titular en todos los partidos de Liga y está cuajando unas actuaciones que no se podían esperar cuando comenzó la pretemporada y fue incorporado por Sergio Rodríguez para el primer equipo, aunque fuera con ficha del filial, por aquello de ser Sub'23.

Arnedo tuvo que ser sustituido el domingo ante el Osasuna B. El año pasado, cuando jugaba en el Varea, sufrió de pubalgia, lo que le hizo estar tres meses en el dique seco. Ahora han regresado los dolores y nadie quiere que vuelva a tener que verse obligado a parar.

El jugador lo explica: «El día del Lealtad empecé a sufrir el dolor en la zona del pubis y el domingo tuve que pedir el cambio, porque me dolía demasiado. La carga de partidos es lo que hace que vaya recayendo. Estamos haciendo un trabajo de recuperación con el fisioterapeuta cada día para evitar que el problema pueda ir a más. Por el momento, me encuentro bien para jugar cada domingo. Durante la semana mejoro mucho. Mi intención es no parar si estoy en condiciones, y por ahora, lo estoy».

LA FRASE«Estamos haciendo un trabajo de recuperación con el fisio para evitar que la pubalgia vaya a más»

Ha jugado desde el principio y bien. «Me encuentro muy cómodo y arropado por los compañeros. También siento la confianza que tiene el técnico en mi e intento demostrar cada día que valgo para jugar aquí», indica.

Y cada día se hace mejor al puesto, coordina mejor juega y hace jugar: «Los compañeros me tratan muy bien, me han arropado y estoy aprendiendo mucho de ellos. Intento ayudarles para hacer el mejor juego posible».

Álvaro Arnedo tiene su pequeña historia. Se fue de la UDL porque no tuvo la ocasión de jugar en el primer equipo. Ahora ha vuelto y de qué manera: «El año pasado valoré otras opciones, pero sobre todo valoré que no veía que fuera a contar para el primer equipo. Este verano habló Sergio conmigo y me dijo que contaba conmigo para entrenar con el primer equipo. Me ha dado confianza y estoy jugando. No sabe todo lo que se lo estoy pudiendo agradecer».

Y está cumpliendo: «Lo intento. Me siento cómodo jugando en el puesto donde me pone el míster y quiero seguir así, trabajando todos los días con humildad y compromiso para el equipo».

No tenía claro que pudiera jugar desde el primer día. «Creo que si no estuviera Sergio, no habría jugado el primer partido de liga. Gracias a él estoy pudiendo demostrar lo que valgo. Voy cogiendo confianza, me lo voy creyendo más y poco a poco voy creciendo», asegura el jugador.

El domingo pasado fue importantísimo ganar de nuevo. «Ha sido una inyección de moral muy importante después de una racha negativa. Estábamos jugando bien, con buenas sensaciones, pero los rivales, con hacer menos que nosotros nos han ido ganando. Ha sido una buena victoria para llegar a Tudela con fuerza», indica Arnedo.

Un subidón de moral, remontando además, y con una buena segunda parte: «Los nervios nos hicieron intentar jugar de una forma más directa en la primera parte. Sergio nos dijo en el descanso que, pasara lo que pasara, teníamos que hacerlo como sabemos. Jugamos más a nuestro estilo y ganamos el partido».

Fotos

Vídeos