PODER Y QUERER

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA PENALTI Y EXPULSION

Si el vestuario de la UD Logroñés, sus jugadores no se sienten molestos tras perder ayer en Irún, el club, el equipo, tiene un serio problema. «Nos ha faltado ambición y querer ganar el partido», espetó Sergio Rodríguez en rueda de prensa. Y el técnico no es de los que mira hacia otro lado cuando debe mirar de frente. Admitió también que erró en la composición del once por no haber rotado más. Ese es otro debate.

A un jugador debe dolerle que le digan que no ha sido ambicioso. Y que no quiere ganar. Si es futbolista debe dolerle. Y reflexionar. No rebelarse contra su técnico, sino preguntarse por qué tales palabras.

Cinco puntos ha sumado la UDL lejos de Las Gaunas. Ganó el primer partido y poco más. Insuficiente para un aspirante, aunque la situación en la tabla es de calma. Quiza, esa sensación de estar llamando siempre a la puerta es lo que hace en un momento dado perder la ambición porque se acaricia, pero luego llega un momento en que deseas abrirla y entrar, pero ya resulta imposible. Es la tradicional pelea entre poder y querer y querer y poder. Cuando van de la mano, perfecto; si no es así, tiempo de lamentaciones.

A esta UD Logroñés le falta agresividad (bien entendida) y ambición. Es verdad. Fía su rumbo a su calidad, pero también hace falta querer, pues poder, puede. Y ese poder le ha librado de algún que otro disgusto. Es un equipo frío, que en ocasiones no trasmite. Además de ser bueno, hay que parecerlo; y lo mismo se puede decir de la ambición. El Real Unión vivía un momento delicado, con tres derrotas consecutivas, y la UDL le ha dado oxígeno. Se ha convertido en estos años en resucitar muertos deportivos, pero ocasiones como la de ayer no se presentan, porque cada día cambia el estado de todos los equipos.

Puede ser que el técnico se haya equivocado en no rotar más. Es algo que no se sabrá, pero si no lo ha hecho es por algo. Desde fuera del vestuario, esa continuidad en el once tiene una posible explicación: el fondo de armario no acoge trajes de tanta calidad como los que se exponen en el escaparate.

Fotos

Vídeos