Partido vital, grada entregada

Partido  vital, grada entregada

La afición blanquirroja aumenta su importancia como soporte del equipo

M.G. SONIA TERCERO

Cuando hay un partido diferente, más importante, el aficionado se anima a acudir a Las Gaunas. Aunque juegue el Barcelona. Hay encuentros y encuentros, pero en el momento de la verdad, la grada se ve más poblada. Quizá sea una apuesta interesada, pero así es. Más de 4.000 espectadores en las gradas de Las Gaunas, con presencia burgalesa.

La comunión entre afición y equipo aumenta con el paso de los partidos. La cercanía de los desplazamientos ha hecho que sea habitual ver aficionados en otros campos. Ayer, Las Gaunas fue blanquirroja, como no podía ser menos. Animó a su equipo cuando lo necesitaba; celebró con él los goles; el primero, porque abría el encuentro; el segundo, porque lo cerraba. También sufrió, como cuando Adrián Cruz estrelló el balón en la madera; y protestó, que también es necesario. Se levantó del asiente ante los dos goles anulados por (presunto) fuera de juego y también por algunas decisiones arbitrales que no gustaron.

Unión cada vez más fuerte entre ambos pilares del club. En esa grada también estuvieron dos viejos conocidos: Julio Rico y Sergio Reguilón. Volvieron a una de sus casas. Es la consecuencia de haber salido por la puerta principal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos