Fútbol. Segunda B

Cuando la necesidad aprieta

Marcos intenta llevarse el balón ante Sotillos en un entrenamiento, rodeado de compañeros. ::

La UD Logroñés, después de tres derrotas consecutivas, tiene la obligación de ganar hoy al Osasuna B

Carlos Ferrer Yábar
CARLOS FERRER YÁBARLogroño

Ha llegado la hora. La UD Logroñés encara este partido ante el Osasuna B con la necesidad imperiosa de darle la vuelta a la dinámica que arrastra en los cuatro últimos partidos disputados, tres de Liga y uno de Copa del Rey. Han sido cuatro derrotas que han provocado la caída en picado de la credibilidad de un equipo que empezó como un cohete y que ahora parece con el motor gripado.

Sólo una victoria, y, si es con buen juego mejor, dejaría una estela de ilusión renovada entre los aficionados que van a acudir esta tarde a Las Gaunas, temerosos de una nueva debacle que les pueda hacer sentirse defraudados.

Más que jugar bien, ya que tanto en Burgos como, sobre todo, en Villaviciosa se pudo apreciar un equipo con ideas y buenas acciones, lo que hoy necesita el equipo blanquirrojo es sumar los tres puntos. Por supuesto que cuajar una buena actuación de todos y cada uno de los jugadores que salten a la cancha ayudará mucho a conseguir los objetivos, que no son otros que los de volver a ganar.

Sergio Rodríguez siempre aprieta en los entrenamientos para que sean intensos, que se haga lo previsto, que la presión sea efectiva y que la salida del balón consiga hacer daño a la estructura defensiva rival. Todo eso hay que plasmarlo hoy sobre el césped de Las Gaunas de la mejor manera posible.

No hay lugar a interpretaciones. La dinámica perdedora tiene que quedar en el más completo olvido cuanto antes. Hoy es el día en que hay que darle la vuelta a la mala racha de los últimos compases ligueros para que la música vuelva a dejarnos ver un cuerpo de baile que lleva el ritmo a la perfección sobre el césped y que completa cada pieza con el mejor resultado posible: el gol.

En ello están los componentes de la plantilla blanquirroja, que durante la semana ya han dejado ver sus mejores intenciones, que son las de pasar página, con la victoria ante un rival que está en un buen momento y al que cuesta mucho ganar.

El regreso de Fermín

En cuanto a un posible once titular para este partido, Sergio Rodríguez se ha cuidado mucho de dar pistas a lo largo de la semana. La novedad va a ser la puesta de largo de Fermín Sobrón en partido liguero, un hombre en el que confía plenamente y que da siempre la cara cuando le toca actuar.

En defensa no se prevén cambios, por lo que seguirán seguramente Santos, Caneda, Ramiro y Paredes formando el cuarteto que tiene que evitar la llegada de los rivales al área. Por delante, el técnico riojano podría introducir una variante, con dos mediocentros: Arnedo y Salvador.

Ñoño y Espina podrían ir por los extremos, con Rayco en la media punta y Marcos André en el eje del ataque. Hay más combinaciones, pero ésta se ha podido ver en las últimas sesiones.

Sergio ha comentado que le preocuparía más si no se generasen «ocasiones de gol». «Lo estamos haciendo y esperamos que lleguen los resultados», y por otro lado, espera la entrega total de sus hombres: «Debemos tener un nivel de actitud alto. Si uno lo baja un poco, nos hace más débiles, y lo que queremos es ser fuertes en todo momento».

El Osasuna, motivado

En cuanto al Osasuna B, hay que indicar que el conjunto navarro está mejorando en cada partido y es un rival muy difícil de batir. Los jóvenes rojillos quieren conseguir el primer triunfo fuera de casa, que les vendría a solucionar también el problema clasificatorio por el que atraviesan, decimosextos en la tabla.

Su técnico, Sergio Amatriain, analizó ayer en la página web de Osasuna a la UD Logroñés: «Es un rival muy complicado. Viene de cuatro derrotas consecutivas, pero es un equipo confeccionado para estar muy arriba. El ambiente será muy potente por lo que significa para ellos enfrentarse a Osasuna. Espero una salida fuerte de ellos, porque necesitan ese gol que les pueda dar confianza».

Más

Fotos

Vídeos