La UDL mira ya hacia la apertura del mercado

Muneta intenta robar el balón en un rondo. :: miguel herreros/
Muneta intenta robar el balón en un rondo. :: miguel herreros

Cambios habrá, seguro, aunque ahora hay que determinar quiénes se van y quiénes llegan

M.G. LOGROÑO.

La UD Logroñés finaliza esta mañana una semana diferente, inmersa en plena fiestas navideñas y sin competición. Semana dedicada a repasar la condición física de los jugadores con la mente puesta ya en la segunda vuelta de la Liga, que comenzará el próximo de semana con la visita del Athletic B a Las Gaunas.

Los riojanos completaron una jornada en la que mezclaron preparación física y fútbol y que contó también con la presencia de Carlos Pouso, que siguió el trabajo desde la banda. La figura del director deportivo cobra mayor importancia en estas fechas, ya que en el club están trabajando ya en las altas y bajas que se puedan producir durante el mercado de invierno. Cambios habrá, seguro, aunque ahora hay que determinar quiénes se van y quiénes llegan. Sergio Rodríguez advirtió tras ganar a la Peña Sport que no contemplaba salidas, salvo que algún jugador no esté contento y solicite la baja.

Y mientras Pouso trabaja en esa parcela, los jugadores se ejercitaron ayer en doble sesión, la segunda en estos cinco días de actividad. Juan Iglesias, jugador del filial, se sumó a la actividad del primer equipo, mientras que César Remón se retiró de la sesión debido a unas molestias físicas. El riojano, al igual que sus compañeros, estuvo trabajando en el gimnasio antes de saltar al césped, pero optó por irse a vestuarios junto a José Miguel Martín para recibir tratamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos