Marcos André ya trabaja con balón sobre el césped

La UD Logroñés regresó ayer a los entrenamientos con la buena noticia de la victoria en Mieres un día antes, aunque no fue la única. Quienes saltaron al once en Asturias tuvieron una jornada más relajada que quienes no lo hicieron, aunque mañana miércoles el entrenamiento será igual para todos.

Marcos André estuvo ya trabajando sobre el terreno de juego junto a Héctor Urquiaga y el resto de técnicos. Al brasileño le gustaría estar en condiciones de reaparecer este próximo fin de semana, frente al Lealtad, aunque quizá sea precipitado. De momento, sigue adelante con su proceso de recuperación.

Quien no estará en ese compromiso es César Remón, que el domingo fue amonestado en Mieres, tarjeta que supone la quinta, por lo que será sancionado. El jugador se había perdido el compromiso contra el Burgos por lesión. Y si Remón se cae de la lista de convocados, a ella regresa Miguel Santos, que no viajó hasta Asturias por sanción federativa, ausencia que suplió Alejandro Sotillos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos