A la máquina blanquirroja todavía le faltan piezas

Sergio Rodríguez hace un gesto de desaprovación durante el partido que la UD Logroñés jugó en Anguiano, el sábado. :: / Antonio Díaz Uriel

Sergio Rodríguez necesita cerrar su plantilla para que la UD Logroñés luche por los objetivos marcados

CARLOS FERRER

El ecuador de la pretemporada y los tres partidos que ha disputado la UD Logroñés dan opción a poder hacer un breve resumen de cómo se han comportado sus jugadores y como se han desenvuelto ante dos equipos de superior categoría y otro de Tercera. Los partidos se han resuelto con una derrota ante el Alavés, un empate frente al Zaragoza y la victoria del sábado en Isla contra el Anguiano.

Esos partidos han dejado ver que la plantilla va asimilando los conceptos con los que se quiere mover Sergio Rodríguez y también que faltan aún piezas importantes en el engranaje de la máquina blanquirroja. Piezas que deberían empezar ya a llegar para estar a pleno rendimiento en el inicio liguero.

El fichaje de un delantero centro es innegociable, así como un media punta, según describe Sergio Rodríguez. Pero también hay que cerrar la línea defensiva y del centro del campo. El técnico lo tiene claro y el sábado, tras el partido de Anguiano, lo comentaba. «Además de los hombres de arriba, nos faltan un centrocampista y otro jugador para la zaga. Estamos cojos por el centro en cuanto a número de jugadores y necesitamos uno más. Y atrás queremos otro defensa», apuntaba, aunque no especificaba la posición del último.

El centro del campo necesita reforzar su capacidad defensiva para dominar la parcela.Arnedo, Medrano y Dani Gómez han sorprendido gratamente entre los jugadores de la cantera.

Todo eso se desprende después de analizar la plantilla que tiene y con la que quiere hacer bueno el objetivo que se ha trazado el club y que no es otro que luchar de nuevo por el ascenso de categoría. Si la UD Logroñés quiere pelear por ese objetivo necesita reforzarse en puntos claves, para mejorar la capacidad de respuesta del equipo, tanto a la hora de defender como de buscar el gol que dé las victorias.

Portería

Bajo los palos, la UD Logroñés mantiene a los dos guardametas de la pasada campaña. Miguel está en muy buena forma y es un seguro para el equipo. Fermín acumula experiencia pese a su juventud y cada día se le ve más metido en su papel y más seguro de sus posibilidades.

Ricardo Osés, que jugará en el filial, trabaja a tope para seguir en la estela de ambos compañeros si hiciera falta su concurso. No se busca ningún jugador para este puesto.

Seguridad defensiva

En la parcela defensiva, donde Sergio quiere mucha seguridad, presión sobre los delanteros rivales y buena salida del balón, cuenta con varios pilares importantes. Santos parece totalmente rehabilitado, Caneda mantiene su seguridad en la zona y Paredes continúa en excelente estado de forma y progresión. Sotillos ha mostrado cualidades interesantes y Zubiri vale para todos los puestos, en unos mejor que en otros.

Ramiro Mayor es todavía una incógnita, pero se espera mucho de su presencia en el centro de la defensa. Hace falta un jugador más, pero tal vez no para quitar el puesto a ninguno, sino para reforzar la zona a lo largo de la temporada.

medio de contención

Son tres los jugadores de medio campo con que cuenta el equipo en este momento. La capacidad de Remón para defender y salir con el balón es decisiva para dominar. Salvador, tal vez el que mejor forma ha adquirido en estos primeros compases, y Muneta gozan de libertad a la hora de moverse, pero no son hombres defensivos.

El equipo notó demasiado la ausencia de Remón frente al Zaragoza, así como una mayor seguridad a la hora de cortar el juego rival en Anguiano. Se necesita otro hombre de características parecidas para evitar que los rivales lleguen en superioridad al área propia.

Llegada, disparo y goles

El mayor problema se suscita en la zona de arriba. Sergio trabaja a destajo la llegada en diferentes tipos de jugadas, por dentro y por las bandas. Ñoño está dejando ver su rapidez, control, pase y disparo, aunque ha de mejorar en el trabajo defensivo.

Espina mantiene su capacidad de disparo y de trabajo en la segunda línea. Marcos sigue con su progresión y Germán dejó ver algún destello el día del Alavés, en el único partido que ha jugado. Falta un hombre que fije a los centrales y que sepa aprovechar cualquier balón, en jugada o suelto. Han marcado cinco goles, pero se echa en falta más llegada. En cuanto a los jugadores de la cantera que están trabajando con el primer equipo en los entrenamientos, mejoran en el día a día, pero no se les puede ni debe exigir por el momento que sean hombres decisivos para el equipo. Necesitan seguir progresando para hacerse con un hueco.

Bobadilla, Guillermo, Kike o Benito juegan de memoria, mientras que Arnedo está teniendo la confianza del técnico para mandar en el centro del campo y Medrano está gustando en sus actuaciones en el lateral izquierdo. Arriba, Dani Gómez cuenta con un disparo seco y duro que bien podría darle un puesto a lo largo de la temporada.

Más

Fotos

Vídeos