«Logroño me dio la oportunidad de ser futbolista profesional»

Diego Cervero celebra uno de los once goles que ha marcado con el Mirandés. :: nacho cubero/
Diego Cervero celebra uno de los once goles que ha marcado con el Mirandés. :: nacho cubero

El delantero asturiano, que sigue siendo el máximo goleador de la UDL, regresa el domingo Diego Cervero Jugador del Mirandés

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA

logroño. Diego Cervero (Oviedo, 1983) regresa el domingo a Las Gaunas, escenario que dejó en el año 2012, después de tres temporadas en las que se convirtió en el máximo goleador en la historia de la UD Logroñés. El asturiano es uno de los grandes activos del líder, el Mirandés, con el que suma 11 goles en 14 partidos de Liga. Alaba a los riojanos, de quienes dice que hacen el mejor fútbol de Segunda B y recuerda que es quien es gracias a su paso por Logroño. «Me dio la oportunidad de ser futbolista profesional y de que se hablara de mí», resume, aunque también desvela que este verano se ofreció a la UDL, pero le descartaron, como otros equipos. Al final, el Mirandés evitó su retirada.

- ¿Cómo le trata la vida en Miranda de Ebro?

- No voy a mentir, de lujo. Me tratan muy bien. Es una ciudad tranquila, sobre todo después de vivir en Madrid.

Diego Cervero Jugador del Mirandés «Al principio de la liga, no jugábamos bien. Marcábamos un gol y lo guardábamos» «En junio y julio lo pasé mal. Nadie confiaba en mí. Me ofrecí a la UDL, pero no me quiso, como otros» «El principal candidato a la primera plaza es el Racing. La UD Logroñés jugará el play off de ascenso» «Este partido no es una final. Jugamos contra el equipo que mejor fútbol hace en Segunda B» «Caneda es el mejor defensa al que me he enfrentado. Me dejó seco en dos partidos» «Ahora comienzo como profesor de nutrición en un máster que imparte la universidad Juan Carlos I»

- Primero en la tabla y con cierta ventaja. ¿Muchos se preguntan cómo han construido un equipo con tanta rapidez teniendo en cuenta que sólo dos jugadores continúan de la pasada campaña?

- No ha sido fácil. Al principio no jugábamos bien y nos costaba sacar adelante los partidos. Marcábamos un gol e intentábamos guardarlo. Libramos así muchos puntos.

- Once goles suma en Liga. Como en sus mejores tiempos.

- ¡Mejor que en mis mejores tiempos! El año pasado no tuve las oportunidades que tengo este año porque el Fuenlabrada jugaba con un punta y Dioni marcó veinticuatro goles. Yo hice siete en 1.200 minutos, que no está mal, pero no jugué todo lo que hubiera querido. ¿El secreto? No lo sé. Me siento muy bien. Lo pasé mal en junio y julio, pero me entrené con mucha fuerza y llegué a Miranda en muy buena forma. No sé si he cambio o no, pero desde que llegué han confiado en mí, me han dado minutos y he podido marcar esos once goles ya.

- Más de uno da la primera plaza al Mirandés, aunque aún falten muchos partidos. Usted dirá que no es así.

- Quien piense así, se equivoca. Para mí, el principal candidato para acabar primero es el Racing de Santander. Por ciudad, por historia, por afición,...

- Ya pero ni la ciudad, ni la historia ni los aficionados marcan goles.

- Si miras jugador por jugador, tiene un equipazo. Y además, está tirando de cantera, donde cuenta con jugadores internacionales. Dispone de un bloque hecho de la pasada campaña y seguro que se refuerza en el mercado de invierno.

- Mirando la tabla, la UD Logroñés necesita ganar el domingo, mientras que para ustedes el punto no es malo. ¿Cómo cree que será ese encuentro?

- El otro día me preguntaban que si este compromiso era una final para el Mirandés. Para nada. Es uno más. Difícil, sí, porque vamos a enfrentarnos al equipo que probablemente hace el mejor fútbol de Segunda B. Lógicamente, queremos sumar algún punto.

- Pero en esta categoría no prima tanto el buen fútbol, sino la eficacia y en ese sentido ustedes están demostrando ser mejores.

- Los resultados nos han dado la confianza que todo equipo necesita porque son los puntos los que te llevan arriba en la tabla. A mí me gusta mucho cómo juega la UD Logroñés porque lo hace muy bien, pero a veces no llegan los marcadores que esperas. Además, creo que el partido de Copa le hizo bastante daño. El fútbol no es sólo marcar o no; hay muchas factores que afectan a un equipo. La UDL tuvo su momento y se colocó primero, pero luego se ha caído de las primeras plazas, aunque yo estoy seguro de que va a jugar el play off de ascenso.

- Antes ha comentado que durante el verano tuvo miedo a no tener donde jugar. ¿Cómo llegó a verse en esa situación, sin equipo?

- Simplemente, porque no me quería nadie. Venía de jugar play off con el Fuenlabrada, pero tengo 34 años y nadie confió en mí. Comencé a entrenarme con el Lealtad durante tres semanas e insistieron en que fichara, pero yo no quería jugar en Asturias. Al final surgió la opción de fichar por el Mirandés. Me llamó y me fui para Miranda rápidamente, porque no me quería nadie, salvo el Lealtad, y además es un club muy interesante.

- ¿Cómo surgió su fichaje por el Mirandés?

- Primero, Borja Sánchez había jugado conmigo y llegó a Miranda. Segundo, Pablo Alfaro me quiso fichar cuando entrenaba al Marbella. Y tercero, porque no hay que engañar a nadie, les fallarían las primeras opciones de delanteros y yo estaba libre y deseando jugar. Me llamaron un jueves a las diez de la mañana y cinco minutos después les dije que aceptaba. No hubo ni negociación ni nada porque yo quería seguir jugando.

- ¿Se asustó al ver que se acababa su etapa en el fútbol?

- Sí, porque no me quería nadie. Algunos te decían que había posibilidades, que me tendrían en cuenta, pero ya sabes que cuando te dicen algo así es que no las hay; otros me descartaron directamente. Yo me veía bien y era muy duro dejarlo, pero era algo que no dependía de mí. Tenía claro que si no encontraba equipo para el 31 de agosto colgaba las botas.

- ¿Ni esperar al mercado de invierno?

- Nada, dejarlo por completo. En el Lealtad insistieron y les estoy muy agradecido por su trato, pero si no comenzaba la temporada decía adiós al fútbol.

-¿Y qué hubiera hecho el 1 de septiembre?

- Volver a estudiar e intentar aprobar el MIR. Sigo con él. Ahora mismo estoy haciendo un máster sobre accidentes y catástrofes y voy a dar clases en la Universidad Juan Carlos I de Fuenlabrada en el máster de Dirección Deportiva en el que participan, entre otros, David Meca y Vicente del Bosque. Ha comenzado esta semana. Necesitaban un profesor que fuera médico y nutricionista y yo tengo un máster de dos años en Nutrición Deportiva. Siempre me ha gustado la docencia y me permite seguir formándome.

- Está de moda el nutricionismo deportivo.

- Es importante, cada día más, pero tampoco hay que volverse loco con la nutrición. Hay también un componente de negocio, como en todo. Es importante comer bien, pero más allá de por tener un buen físico, por gozar de una buena salud. Afortunadamente, estamos mejorando en esta faceta. Los deportistas, también. Estamos más controlados.

- En el año 2012 se fue de Logroño con dirección a Oviedo. ¿No ha tenido la oportunidad de regresar a la UDL en estos cinco años?

- Este año, la UD Logroñés no me quiso. Yo me ofrecí, pero no me quiso. No llegamos a hablar de dinero, porque si me hubiera querido hubiese fichado. Esa es la realidad. Pero ni la UDL ni otros equipos. Cuando estuve en Oviedo no surgió la opción y además estaba en casa.

- La UDL no es de pagar grandes cifras, pero sí puntual y a usted se le ha etiquetado como un jugador caro, pero a veces lo caro sale barato.

- Eres caro o barato según el rendimiento que des. En Fuenlabrada pude ser un jugador más caro que en otros equipos, pero también creo que rendí acorde a lo que jugué.

- Después de encontrar equipo tras una espera tensa, pensar que pasará el próximo verano no es algo que tenga cabida en su cabeza. ¿O sí?

- Sé los años que tengo y sé que el cuerpo tiene un límite. Ahora mismo, me siento bien y no quiero pensar en nada más. Evidentemente, me gustaría seguir en activo si se dan las condiciones.

- Caneda cumplirá en unos meses 40 años y ahí está.

- Es alucinante. Estuve mirando hace poco sus datos y anda por los 750 partidos oficiales. No creo que llegue yo a esas cifras. Es el mejor defensa contra el que me enfrentado. Hubo un par partidos en los que no toque balón, me secó.

- ¿Es consciente de que el domingo muchos aficionados de Las Gaunas le recibirán en pie?

- Cuando acabé contrato, hablé con Félix Revuelta, José Ignacio y Pepe Calvo. Fue una charla muy diferente a la de una negociación de contrato, pero me había llamado el Oviedo, que siempre ha sido mi sueño. Seguir en Logroño no era una cuestión ni de años ni de dinero, simplemente me quería fichar el Oviedo. Sigo teniendo relación con los tres y he sido muy feliz en Logroño porque me dio la oportunidad de ser futbolista profesional. Hasta que llegue a la UDL yo jugaba en Tercera, había triunfado con goles, pero era fútbol aficionado. No hay que engañarse. Esa es la verdad. Si no hubiera jugado tres años en Logroño Diego Cervero no sería quien es, ni hubiera metido tantos goles y tampoco se hubiera hablado tanto de mí. Logroño es mi segunda casa y sólo tengo palabras de agradecimiento para la ciudad y para los amigos que tengo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos