La UD Logroñés reforzará su plantilla con dos jugadores en las próximas horas

Sergio Rodríguez quiere un defensa central y un delantero (están hechos), aunque Pouso dejó entrever que uno de ellos no responde a ese perfil

M. GLERA LOGROÑO.

De las lágrimas al gesto de picardía. Carlos Pouso era el gran protagonista, pero quería irse anunciando su último servicio al club, que asoció a su salida y al dinero que se ahorra el club con su marcha. Lo más importante de ayer para la UDL es que en las próximas horas llegarán dos jugadores a la primera plantilla. Dos licencias libres, dos fichajes.

«Tenemos un par de cosas en cartera. Queda en manos del club. Una... hoy no toca. Es mi minuto de gloria. Y la segunda, cuando Sergio [Rodríguez] quiera. La idea es cubrir las dos licencias. No se fichó antes porque una se torció en el última instante. El mercado de invierno es más farragoso», decía Carlos Pouso, mientras miraba a Juanjo Guerreros como pidiéndole complicidad para desvelar al menos un nombre.

Sergio Rodríguez buscaba en el mercado un defensa para el centro de la zaga y un delantero, ante la lesión de Marcos André, que trastocó su pensamiento. Ahora bien, el entrenador tenía muy claro que sólo ficharía para mejorar lo existente y pensando también en que la plantilla es corta. El fichaje que está cerrado no responde, según dejó entrever Pouso ayer, a esos perfiles, pero el técnico considera que aportará más calidad a su formación. «No hemos contratado porque no hemos querido y no hemos querido porque no hemos encontrado algo que nos haya seducido lo suficiente. No mejoraba lo bueno que hay. Ésa es la verdad. La gente seguirá pidiendo un nueve, pero no hay que fichar a un nueve que tape a Marcos, que ha explotado este año y tiene a seis equipos de Primera detrás de él. Hay que hacer las cosas con más criterio que el ultra de turno para no fastidiar el futuro del club. Es muy fácil hablar, pero es mucho más complicado decidir y decidir bien ya es para nota. Hay que confiar en Sergio, que lo está haciendo muy bien. Y también en los chicos» sentenciaba el ya exdirector deportivo. Por cierto, Juanjo Guerreros, vicepresidente del club, confirmó que la entidad suplirá a Pouso. «La idea es fichar a un director deportivo y preparar la próxima temporada, aunque tenemos margen temporal. Queremos mantener la estructura actual. ¿Perfil? Bueno, bonito y barato», indicó «El trabajo está hecho», apuntilló Pouso.

La UD Logroñés fichará a un director deportivo, aunque no tiene prisa en este momento

Lo cierto es que Pouso fue muy irónico en el capítulo de fichajes. «Los buenos, de Sergio; los malos, míos», dijo. Nunca se sabrá mucho más sobre esta correcta convivencia entre dos entrenadores de gustos futbolísticos muy opuestos, aunque los que se quedan pueden «volar» ahora, sin él.

En esa agenda de presente falta una carpeta por cerrar: la de Álvaro Arnedo. Largas conversaciones y deseo de ambas partes de seguir juntas. Falta la firma. «La idea de Arnedo es demostrar que tiene que crecer con el club. Conmigo ya jugó algunos partidos, de hecho fue el futbolista del filial que más jugó conmigo. Quizá cometí un error en ese momento y se fue al Varea, pero volvió en las mismas condiciones que se marchó. El año pasado hubiera jugado algo más. Tenía unas grandes condiciones, Sergio le conoce y Álvaro se lo ha ganado. Va a ser muy buen futbolista», apuntó Carlos Pouso. Arnedo renovará porque es muy feliz junto a su técnico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos