LA UD LOGROÑÉS SE LA JUEGA A TODO O NADA

Salva Chamorro 
juega el balón 
ante la llegada de 
Salvador y Santos. 
:: fernando díaz/
Salva Chamorro juega el balón ante la llegada de Salvador y Santos. :: fernando díaz

Los blanquirrojos están obligados a ganar al Gernika para mantener con vida su pequeña opción de 'play off'

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA

El 14 de mayo del pasado año, el Gernika acudía a Las Gaunas para cerrar junto a la UD Logroñés la temporada. Un partido intrascendente aquel, pues el conjunto riojano había visto abortado su esprint final. Después de seis triunfos consecutivos, perdió en Amorebieta el séptimo partido de Sergio Rodríguez al frente del bloque en su segunda etapa, por lo que el cierre de ejercicio no pasaba de mero trámite. Venció 5-1 al Gernika y la UDL puso fin a la temporada más convulsa de su corta vida.

Apenas un año después, aquel duelo intrascendente se convierte en vital, decisivo, determinante. Habrá un antes y un después a este compromiso para los riojanos. Sabrán lo que ha pasado o está pasando en el resto de encuentros que influyen en su futuro, pero su presente pasa por lo que sea capaz de hacer en Las Gaunas. Es el día de su gran apuesta. Todo o nada. No hay término medio.

El todo no garantiza nada, porque en siete días tendrá que volver a jugársela a todo o nada, en Miranda de Ebro. Y el nada en esta tarde que se presume desapacible significará, prácticamente, que todo ha acabado. Matemáticamente, no, pero anímicamente, tal vez. Es la exigencia que crea llegar con la urgencia de muchos puntos en pocos encuentros, aunque no es el momento de recordar dónde se falló, sino de centrarse en lo que se puede controlar y definir, que es el encuentro de este domingo.

Sergio Rodríguez sube a Gordo y Guille y plantea un partido con Chamorro y Marcos sobre el césped

Sergio Rodríguez afronta el partido con quince hombres. No es una novedad el número y él está convencido de que en esa cantidad hay «calidad». «Los jugadores están preparados, respondiendo y el equipo no está bajando su nivel. Además, hay chicos en el filial con muchas ganas que nos pueden echar una mano», indica.

Lo que sí es novedoso es que el técnico no haya completado su citación y sólo acuda a la cita con diecisiete hombres, entre los que se incluyen dos centrocampistas: Gordo y Guille Cabrera. El primero tiene un corte más similar al que ofertan Álvaro Arnedo o César Remón; el segundo es más ofensivo. Ambos han debutado en el primer equipo de la mano del actual técnico. Gordo jugó los noventa minutos contra el Avilés, en Copa del Rey, mientras que Guille jugó unos minutos en Valdebebas la pasada campaña, el día que también debutó Sergio Rodríguez.

Aun así, el preparador no tiene muchas opciones para formalizar su once. Con César Caneda en condiciones de jugar, el descartado puede ser Sotillos, a pesar de su magnífico rendimiento. En la medular, Carles Salvador hará las funciones de enganche entre la defensa y la parcela ofensiva, en la que la UDL formaría con cuatro hombres. La gran sorpresa podría estar en ver a Marcos André caído a la banda derecha, como falso extremo y a Salva Chamorro en punta de ataque. Otra opción la personifica Titi, pero el paso de los partidos expresa que no entra en los planes de Rodríguez. Treinta minutos ha disputa en tres partidos desde que regresó a la competición.

Con unos o con otros, la obligación es idéntica: ganar. «Si no vencemos, todo será muy más difícil. Este partido condiciona lo que queda de temporada, aunque no es el decisivo. Necesitamos sacar muchos puntos de aquí al final de la temporada. No sé cuántos, pero cualquier traspié nos alejaría demasiado», admite Rodríguez.

La ventaja que tiene la UDL esta tarde, si es que se puede calificar como tal, es que juega contra un equipo de arriba y en este tipo de compromisos rinde más. Ahora bien, el Gernika no llega a Logroño en busca del empate, máxime después de los triunfos de Athletic y Real Sociedad, ayer. Quiere los tres puntos. «Nosotros tenemos que ganar y ver qué es lo que hacen los demás. Ya hemos conseguido nuestro objetivo y ahora tenemos que ser ambiciosos y seguir en la pelea», advierte su técnico, Javi Luaces.

Los números le asisten. El cuadro guerniqués es el segundo mejor a domicilio del grupo, con veintiséis puntos sumados en dieciséis encuentros. Empata en números a la Real Sociedad y sólo se ve superado por el Mirandés, que alcanza los treinta. Además, cuenta con todos sus jugadores para este compromiso y vive un momento dulce, pues su última derrota data del 11 de febrero, en Vitoria. Desde aquel día ha sumado quince puntos. Cifras todas ellas que la UDL necesita voltear a su favor. Ganar y seguir en la partido. Todo o nada.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos