SEGUNDA DIVISIÓN B

La UD Logroñés explota en enero

La UD Logroñés explota en enero
Fernando Díaz

El equipo riojano suma 8 puntos en el primer mes del año y alarga su mejor racha de la temporada | Diciembre fue bueno, pero enero lo ha sido más | Los riojanos convierten en puntos su fútbol y comienzan a superar los lastres de septiembre y noviembre

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

Enero ha confirmado lo que se pudo apreciar en diciembre: la UD Logroñés vive en una curva ascendente que se traduce en quince puntos en los siete partidos jugados en estos dos meses, repartidos en cuatro victorias y tres empates. Por meses, enero ha sido el mejor desde que comenzó la temporada allá por agosto del 2017. El cambio de año ha sido el granero de un conjunto que además ha vuelto a ganar sus encuentros con cierta holgura en el marcador.

Enero ha cambiado el rostro de la UD Logroñés. Las sonrisas son más amplias, aunque pocos días antes los gestos fueran de preocupación por el empate firmado en Las Gaunas frente al Barakaldo. Este primer mes del año se ha traducido en un botín de ocho puntos repartidos en dos empates (Vitoria y Barakaldo) y dos victorias (Athletic y Amorebieta). Ocho puntos logró también el equipo blanquirrojo en octubre, pero en aquella ocasión disputó cinco partidos. Perdió frente al Lealtad (2-1), empató contra Leioa (2-2) y Tudelano (0-0) y venció a Osasuna (3-1) y Real Sociedad (3-1).

Más

Diciembre supuso el segundo pleno mensual, aunque en tres encuentros únicamente. Los blanquirrojos superaron a Racing de Santander (2-1) e Izarra (5-2) y empataron frente a la Peña Sport (1-1) en San Francisco Javier. El primer pleno lo protagonizó la UDL en agosto, cuando sumó los seis puntos en juego tras ganar a Athletic (1-2) y Vitoria (3-1) y concluir ese mes al frente de la clasificación.

Sin embargo, todas las monedas tienen dos caras. Septiembre y noviembre han lastrado considerablemente al equipo, con resultados, además, inexplicables en algunos casos concretos. La inercia que adquirió la UD Logroñés en agosto se vio frenada con la suma de cuatro puntos en otros tantos encuentros durante el siguiente mes. La UDL sólo fue capaz de ganar al Amorebieta (1-0) y empatar en Lasesarre (0-0). En sus estadísticas quedan las derrotas en Burgos (1-0) y sobre todo frente al Caudal de Mieres (1-2), en un día aciago en el Municipal.

Algo similar pasó en noviembre, aunque entonces se desperdiciaron cinco partidos. Cuatro puntos sumaron también los logroñeses después de Guernica (0-1), que se adelantó en el marcador, y empatar frente al Arenas (1-1). A estos dos marcados les acompañaron las derrotas en Irún (1-0), posiblemente el mayor disgusto de Sergio Rodríguez hasta la fecha; y las vividas contra el Mirandés (1-2) y Sporting B (1-0), los dos primeros clasificados en este momento y a día de hoy también, aunque con los papeles cambiados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos