SEGUNDA DIVISIÓN B

La UD Logroñés se dispara hacia la tierra prometida

La UD Logroñés se dispara hacia la tierra prometida

Los riojanos vuelven veinte jornadas después al 'play off' que abandonaron tras protagonizar un fantástico inicio de Liga y vivir su primera derrota

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

El 24 de septiembre, el Caudal de Mieres ganaba en Las Gaunas, refrescaba la bofetada que la UD Logroñés había recibido en Burgos siete días antes, y sacaba a los riojanos de las cuatro primeras plazas, privilegio del que habían gozado durante las primeras cinco jornadas, liderando el grupo durante dos jornadas. El 11 de febrero, una vuelta después, la UD Logroñés ha regresado a la tierra prometida. Es cuarta. Lo que el Caudal le quitó, la UDL lo recuperó ante el mismo adversario después de pasar por varias fases de juego y resultados.

Decepción, falsa recuperación, dudas y explosión. Cuatro momentos de una larga temporada que siguieron al de la ilusión que generó el comienzo de campaña de los riojanos. La UD Logroñés protagonizó un inicio en el que sumó diez puntos en sus cuatro primeros partidos. Después de ganar al Vitoria en su presentación en Las Gaunas, se colocó líder del grupo, sensación que vivió tras superar por la mínima al Amorebieta en la cuarta semana.

1. La decepción

La derrota en Burgos abre la fase de decepción, aunque después de pasar por El Plantío, los riojanos se mantienen entre los cuatro primeros. A ese traspié se suman consecutivamente las derrotas en liga frente al Caudal (último partido que han ganado los asturianos) y Lealtad. Dos equipos ubicados en las plazas de descenso. Decepción y dudas que se ven agigantadas cuando los riojanos caen eliminados en Copa del Rey después de llegar a los últimos minutos de su partido frente al Formentera con ventaja en el marcador, 0-2. Cuatro derrotas en menos de un mes encienden las alarmas en un equipo que comete muchos errores defensivos, que no sabe mantener la portería a cero regularmente y que, además, falla en la definición, como se comprueba en Lealtad, máximo exponente de generar y no marcar. Cero puntos en tres partidos le llevan a la décima plaza de la tabla.

2. La falsa recuperación

La cita es en Las Gaunas. El invitado es Osasuna. La UD Logroñés inicia una nueva fase, la de la falsa recuperación. El filial rojillo atraviesa por un mal momento también, pero es capaz de adelantarse en el Municipal con un gol del exblanquirrojo Jordan. Aun así, los riojanos ganan ese partido, pero las dudas persisten. El bloque de las primeras jornadas ha desaparecido. No hay frescura mental, pero se suman los tres puntos, a los que se añaden dos más, merced a los empates en Tudela y frente al Leioa. Este refuerza el pesimismo, pues se ceden dos puntos que se tenían ganados al descanso con un 2-0 a favor. Se recupera no obstante el equipo de Sergio Rodríguez y supera en un buen encuentro a la Real Sociedad (3-1). Con dos victorias y dos empates enlazados, el optimismo parece regresar a Las Gaunas, pero la derrota en Irún hace perder la tranquilidad al hombre más calmado de la plantilla, a su entrenador. Derrota inesperada no exenta de críticas del propio Rodríguez. «Nos ha faltado ambición y querer ganar el partido», asegura tras el mismo. Duras palabras. Lo logrado en los cuatro últimos encuentros se ha esfumado en Gal. Aun así, la UDL es octava en la tabla, con 18 puntos.

3. Resignación

La debilidad defensiva, del sistema, sigue siendo un problema. La visita del Arenas vuelve a evidenciarlo. Superior en fútbol, inferior en las áreas. Los guechotarras se llevan un punto del Municipal. La UD Logroñés vuelve a dudar. El fracaso en Irún está muy reciente y se recuerda el empate ante el Leioa. Puntos que se van y que lastran al conjunto en la tabla. Máxime, cuando la liga experimenta un pico ascendente ya que los riojanos tienen que ir a Guernica. Se gana por la mínima, pero el triunfo del Mirandés en Las Gaunas (1-2) y del Sporting en Mareo (1-0) generan un sentimiento de resignación. La UD Logroñés no da más. Incapaz de asegurar los puntos ante rivales más débiles; impotente ante adversarios con los que se juega, en teoría, una plaza de 'play off'. Cuatro puntos en otros tantos encuentros confirman el segundo mal momento del equipo en liga. Aun así, sólo pierde una plaza en la tabla. Novena, con 21 puntos.

4. La explosión

Quedan tres partidos. Nueve puntos. El reto es concluir la primera vuelta con 30. Ese corto camino se inicia con una convincente victoria sobre el Racing de Santander (2-1). Hay vida, aunque efímera, porque nadie firma el empate en Tafalla, que se da finalmente. Mejor en juego, igual en definición. La misma historia de muchos partidos. La primera vuelta concluye con una goleada sobre el Izarra (5-2) que no aleja no obstante los fantasmas de la debilidad defensiva.

Sin saberlo, la UD Logroñés ha comenzado su mejor fase liguera hasta la fecha. Siete puntos en tres partidos. Comienza la segunda vuelta y con ella, la ilusión regresa a Las Gaunas. La UD Logroñés explota. Vence al Athletic, como ya lo hizo en la primera vuelta; piensa tras empatar en Vitoria ante otro equipo que pelea por la permanencia. Punto malo al que le sigue en la lista el empate ante el Barakaldo. Dos oportunidades perdidas que aumentan la exigencia, pero no sólo la UD Logroñés falla. El Sporting mantiene un ritmo de vértigo, pero el Mirandés se humaniza y empieza a enlazar derrotas, mientras que en el Racing se recrudece la crisis. El 1-3 en Amorebieta convence: este equipo juega bien a fútbol, algo que ya se sabía, pero ahora ve equilibrado ese notable juego con buenos resultados. Se supera al Burgos en todas las parcelas futbolísticas. Los riojanos dominan el juego combinativo, la estrategia e incluso confirman una mayor seguridad defensiva. Encaran el granero de febrero frente a Caudal, Lealtad y Osasuna. El 0-3 en Mieres refuerza la línea ascendente a la que se suma Rubén Martínez, uno de los tres fichajes de invierno. Reaparece Titi tras un año lesionado. Momento dulce. 21 puntos en estas seis victorias y tres empates, con 20 goles a favor y 7 en contra.

Lunes 12 de febrero. Los jugadores de la UD Logroñés sonríen en su vuelta a los entrenamientos. El viento sopla a favor. Las distancias en la tabla ya no se ven insalvables. El Sporting le aventaja en 9 puntos; el Mirandés, en 6; y el Racing de Carlos Pouso, en 2. La UD Logroñés es el mejor equipo de la segunda vuelta, con 14 puntos sumados. Racing y Mirandés han logrado 8 y 6, respectivamente. Aun quedan muchos partidos, enfrentamientos directos incluidos, pero los riojanos ya están donde querían. Ahora toca mantenerse y seguir escalando posiciones. No será fácil.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos