ALFARO 0 - U.D. LOGROÑÉS 2

Y en esto llegó Ñoño a Alfaro

Ñoño cruza el balón ante la salida de Raúl. El esférico no acabó en las redes locales. :: sonia tercero
Ñoño cruza el balón ante la salida de Raúl. El esférico no acabó en las redes locales. :: sonia tercero

El extremo de la UDL cambia la rutina del partido y marca un golazo por la escuadra La UD Logroñés cumple en Alfaro con el guion del triunfo y no encaja, pero sigue sembrando dudas en ataque

CARLOS FERRER

alfaro. Como en la canción, pero con dos equipos que estaban celebrando un partido sin que la fluidez del juego engarzara en ninguno de los dos. No había continuidad y se notaba en ambos conjuntos cierta dosis de cansancio, falta de chispa y de fuerzas para ofrecer más rapidez y desequilibrio en el juego. La dureza de los entrenamientos pasa factura en estos partidos, y los jugadores notan la cantidad de trabajo acumulado en estos días.

0

0

Pero, lo dicho, en esto llegó Ñoño y cambió la decoración, comenzó la diversión y llegaron los goles, los dos que campearon al final en el marcador. Bien es cierto que no entró demasiado en juego, pero cuando lo hizo, fue decisivo, se mostró participativo e incluso trabajó en defensa, algo que le cuesta. Y por su banda, la izquierda por el momento, hizo daño, desbordó, y puso el balón en el área. Fue la mejor noticia del encuentro ante el Alfaro que, por otra parte, resultó difícil de seguir, con tanto cambio y reestructuración de los equipos.

Alfaro
Cristian (Raúl, m. 46); Guti, Kike, Martín (Luis, m. 62), Héctor (Segura, m. 58); Pirri (Rubén Royo, m. 70), Babá (Muñoz, m. 65); Nacho (Javi Sanz, m. 70), David Royo (Rodríguez, m 65), Carraco (Álvaro, m. 58); Arturo (Jorge, m. 46).
UD Logroñés
Miguel; Zubiri (Santos, m. 70), Sotillos (Caneda, m. 70), Ramiro (Bobadilla, m. 46), Medrano (Paredes, m. 53); Remón (Arnedo, m. 46); Germán (Luiz Fellipe, m. 46), Guillermo (Espina, m. 30) (Salvador, m. 53), Muneta (Wesley, m.46) , Adrián (Ñoño, m. 46); Marcos André (Dani Gómez, m. 70).
Goles
0-1, m. 61. Ñoño; 0-2, m. 65. Marcos André, de penalti.
Árbitro
Ángel Yubero, con Mario Nogales y Esteban Baigorri. Tarjeta amarilla a Weslley (m. 74)
Incidencias
Alrededor de quinientos espectadores en La Molineta, en tarde muy calurosa.

Un encuentro más de pretemporada, que deja constancia un día más, de que hace falta más pólvora arriba en el conjunto blanquirrojo.

El calor y el cansancio que acumulan los blanquirrojos fueron las notas dominantes del primer periodo. Salió mejor puesto la UD Logroñés, con un planteamiento distinto, en el que con una defensa de cuatro, César Remón tomaba el mando en el medio centro. Por delante, a ambos lados, Guillermo y Muneta, y arriba, por las bandas Germán y Adrián y en la punta del ataque un Marcos André, que ayer desperdició una buena ocasión para haberse reivindicado con goles. Pero en el tramo final de las diferentes jugadas no salieron las cosas como hubiera querido.

El balón salía bien del área logroñesa, empezaba la triangulación con ideas, pero en el área rival, una vez más, se perdía el contacto con el balón con demasiada rapidez. La relación entre los blanquirrojos se hacía difícil y eso redundaba en facilidades para la defensa blanquilla en los momentos decisivos.

El Alfaro contrarrestaba el dominio blanquirrojo en el centro del campo con salidas rápidas, sobre todo por la banda derecha, con un Nacho muy activo en todo momento y llevando peligro, aunque el primero vino por medio de Guti, cuyo disparo fue desviado por Miguel.

Las ocasiones brillaron por su ausencia en este primer periodo, un tanto enmarañado a partir del minuto veinte, sin un color dominante sobre el césped. Los logroñeses perdían fuelle y los locales se iban con mayor asiduidad hacia arriba. Marcos André tuvo la mejor ocasión, pero tocó mal y el balón salió fuera cuando era más fácil conseguir la diana.

El inicio del segundo periodo, en el que destacaba el debut de los brasileños Wesley y Luiz Fellipe con el conjunto blanquirrojo, llevaba las mismas incidencias, pero con distintos jugadores, dados los cambios que se iban produciendo en ambos equipos. Sin embargo había algo diferente sobre el césped.

Había entrado Ñoño, por la banda izquierda, y se empezó a notar su movilidad en jugadas aisladas, buscando siempre la verticalidad y el desborde. Magistral en el toque, marcó un golazo desde más de veinticinco metros en el lanzamiento de una falta directa enviando el balón por la escuadra y dio el pase que llevó al penalti de Luis Pérez sobre Marcos André que, ahora sí, anotaba con suspense, tras dar el balón en el poste.

Óscar Arpón también realizó todos los cambios posibles y el Alfaro bajó enteros en su consistencia y potencia para irse hacia arriba, aunque mantenía cierta seguridad en defensa, porque los hombres de Sergio Rodríguez tampoco conseguían achuchar en los balones dentro del área.

Hasta el final, mucho juego trabado en el centro del campo y jugadores con ganas de que finalizase el encuentro para pasar por una ducha reparadora, algo que les refrescase en una tarde ardiente. Lo mejor, la buena sintonía de ambos equipos en la grada y en el campo.

Fotos

Vídeos