Iván Aguilar negocia su baja de la UD Logroñés

Iván Aguilar, en el partido ante el Osasuna B. :: fernando díaz/
Iván Aguilar, en el partido ante el Osasuna B. :: fernando díaz

El club riojano y el delantero ya trabajan en una rápida rescisión del contrato

Carlos Ferrer Yábar
CARLOS FERRER YÁBARLogroño

El todavía delantero centro blanquirrojo Iván Aguilar y los responsables de la UD Logroñés negocian la rescisión del contrato del jugador malagueño que llegó en el pasado verano al seno del club riojano y que no ha conseguido aclimatarse y rendir lo que de él se esperaba y lo que el propio jugador quería cuando se incorporó a la disciplina del conjunto riojano.

Aguilar, por medio de su representante, solicitó al club la posibilidad de salir en este mercado de invierno y ambas partes están negociando ahora cómo y cuándo llegar al acuerdo final que deje libre al jugador para irse a otro equipo y también libere al propio club de una ficha para la llegada de un nuevo futbolista.

Más

Aguilar no ha cuajado en el equipo riojano, pero mantiene el prestigio conseguido durante los años anteriores entre los clubes del Grupo IV, por lo que el jugador tiene varias ofertas encima de la mesa para proseguir la temporada en otro equipo y sumar minutos, algo que no ha conseguido en su estancia en el conjunto blanquirrojo. El mayor problema que ha tenido el delantero malagueño ha sido el de la adaptación, algo que no ha podido superar en los casi cinco meses que ha permanecido en el seno del club riojano.

Sentirse importante

Iván Aguilar asume la situación y espera llegar a un acuerdo rápido para dejar el equipo. Ayer indicaba cómo se encuentra ante la situación y su solicitud de conseguir la baja: «Más que pedir la baja en el club, creo que se puede decir que ha sido un consenso entre ambas partes, porque las dos entendemos que es la mejor solución a la situación que estamos viviendo».

«Me ha costado mucho adaptarme a la ciudad, y lo cierto es que no me siento importante en el equipo, en minutos y en juego. Era algo que queríamos todos, pero que no ha sucedido», aseguraba.

«Me voy contento de haber conocido una gente importante y un buen grupo humano. Pero en esta primera vuelta no he tenido la regularidad deseada. Son cosas del fútbol y hay que mirar hacia adelante», terminaba.

Mientras finalizan las gestiones para su rescisión de contrato, el jugador seguirá entrenándose con el equipo en el Mundial'82: «Hasta que no lleguemos al acuerdo final, yo seguiré entrenándome con el equipo, como es lógico».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos